Expansión de energías eólica y solar producirá más de un tercio de la electricidad mundial al 2030

Chile, junto a Uruguay, Dinamarca, Lituania, Namibia, Países Bajos, Palestina y Jordania fueron destacados en estudio de RMI, en que señala que estos países ya han aumentado la generación solar y eólica a gran velocidad, lo que demuestra que se puede lograr una transición rápida en muchos contextos diferentes.

El rápido crecimiento del despliegue de energía solar, eólica y de baterías significa que, para 2030, el sistema eléctrico mundial puede ofrecer ambiciosas trayectorias netas cero, según un nuevo estudio de RMI realizado en colaboración con el Bezos Earth Fund.

Este crecimiento exponencial de la electricidad renovable está generando amplios beneficios, como la seguridad del suministro y el crecimiento del empleo, además de contrarrestar la inflación de los precios de la energía.

Para 2030, RMI prevé que la energía solar y eólica suministre más de un tercio de toda la electricidad mundial, frente al 12% actual. Según las previsiones, la energía solar y eólica generará entre 12.000 y 14.000 teravatios hora (TWh) en 2030, es decir, entre 3 y 4 veces más que en 2022. También superaría los recientes llamamientos hasta la COP28 para triplicar la capacidad total de energía renovable para 2030.

Cuota mundial de generación de electricidad por fuente (Instituto de Energía, avance RMI).

Mientras tanto, según el análisis de la RMI, la demanda de electricidad a partir de combustibles fósiles experimentará un fuerte descenso, de hasta el 30% desde el máximo de 2022 hasta 2030, ya que la electricidad renovable seguirá superando a los hidrocarburos en coste.

 

Países a la cabeza

 

Algunos países y regiones clave, como China y Europa, lideran la adopción de tecnologías energéticas limpias, a un ritmo de crecimiento exponencial. Sin embargo, el despliegue de las energías renovables también está cada vez más distribuido por todo el mundo, incluidos Oriente Medio y África, que están alcanzando y aprovechando rápidamente la tendencia de crecimiento mundial.

Uruguay, Dinamarca, Lituania, Namibia, Países Bajos, Palestina, Jordania y Chile ya han aumentado la generación solar y eólica a gran velocidad, lo que demuestra que se puede lograr una transición rápida en muchos contextos diferentes.

 

A escala mundial, la eólica y la solar deben pasar del 12% al 41% en 2030, lo que supone un aumento de 29 puntos porcentuales. Dinamarca, Uruguay y Lituania ya han logrado ese aumento en un periodo comparable de ocho años. Namibia, Países Bajos, Palestina, Jordania y Chile han aumentado la generación solar y eólica a un ritmo suficiente durante cinco años.

 

Estos países han aumentado la eólica y la solar en circunstancias muy diferentes. Abarcan tanto países en desarrollo como desarrollados, con un PIB per cápita que oscila entre los 4.000 y los 67.000 dólares anuales. Estos países se vieron impulsados a acelerar las energías renovables por diversos factores, como la adopción de políticas inteligentes y eficaces, el mantenimiento del compromiso político, la reducción de los costes de la energía renovable y la mejora de la seguridad energética.

 

“La tendencia de crecimiento exponencial de la electricidad renovable puede aprovecharse para ayudar a los países en desarrollo a adelantarse a la curva y hacer una transición más rápida a un sistema eléctrico más limpio y asequible”, señaló Andrew Steer, presidente y director general del Bezos Earth Fund.

 

Costes

 

Las tasas exponenciales de despliegue están haciendo bajar los precios de las energías renovables a un ritmo sin precedentes, haciendo que los hidrocarburos, más caros, dejen de ser competitivos en la mayoría de los mercados.

Según las previsiones de RMI, la electricidad más barata de la historia volverá a reducirse a la mitad de aquí a 2030, situándose en 20 dólares/MWh en el caso de la energía solar, frente a los más de 40 dólares/MWh actuales.

 

El coste de la electricidad renovable se ha desplomado en los últimos 10 años, superando una barrera clave para su implantación generalizada. Los costes de la energía solar y de las baterías han disminuido un 80% entre 2012 y 2022, mientras que los de la energía eólica marina han bajado un 73% y los de la eólica terrestre un 57%, según muestran los datos de BNEF.

 

“El crecimiento exponencial de las energías limpias es una fuerza imparable que pondrá más poder adquisitivo en los bolsillos de los consumidores. Las ventajas de un rápido despliegue de las renovables son una mayor seguridad e independencia energéticas, además de una deflación de los precios de la energía a largo plazo, ya que se trata de una tecnología manufacturada: cuantas más se instalan, más baratas resultan”, declaró Kingsmill Bond, director de RMI.

 

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

Partners

MUNDO SOSTENIBLE

NUEVO CAPÍTULO

Ediciones Especiales

Juan Andrés Salamanca, gerente comercial de Hidronor Chile, comenta sobre el reciclaje de paneles solares fotovoltaicos, la nueva apuesta de la empresa en economía circular.

 

VER VÍDEO

Javier Ramírez, CEO de Green Leader, señala que en la compañía han desarrollado un software que permite la correcta trazabilidad de desechos generados en la minería, así como su recuperación y segunda vida.

 

VER VÍDEO

Gianfranco Ragliani, gerente de sustentabilidad de Tetra Pak, señaló que la compañía, fabricante de envases de papel para líquidos a nivel mundial, está desarrollando productos 100% reciclables y que, próximamente, abrirá en Chile una planta de reciclaje para 6 mil toneladas.

VER VÍDEO