Ministra Schmidt presenta estrategia que busca aumentar al 66% el reciclaje de residuos orgánicos en Chile

El 58% de los residuos que generamos en nuestras casas corresponden a orgánicos como son los restos de comida o cáscaras de fruta, sin embargo, se aprovecha menos del 1% de ellos.

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, presentó a la ciudadanía la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos (ENRO), plan maestro elaborado de forma colaborativa que busca evitar la generación de “basura” orgánica y aprovechar los restos de frutas o verduras al transformarlos en abono, estableciendo la meta de pasar de una tasa de reciclaje orgánico domiciliario del 1% actual al 66% en 2040.

Este anuncio fue realizado junto a la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, en el frontis del Palacio Falabella, desde donde se dio el vamos a la versión 2021 del programa «Providencia Recicla Orgánico», que entregará  1.000 kits de compostaje a los vecinos de la comuna, quienes podrán transformar restos de comida en abono para su hogar.

La ministra Schmidt sostuvo que “pasar de reciclar del 1% al 66% de los residuos orgánicos es un desafío enorme que plantea, por ejemplo, la masificación de las composteras o vermicomposteras en los domicilios, tal como lo está impulsando la Municipalidad de Providencia. Pero también requiere de instalaciones en los barrios y a nivel comunal e intercomunal, como también en los colegios, parques e instituciones públicas, fortaleciendo la educación ambiental”.

Los residuos orgánicos, como los restos de comida o cáscaras de fruta, hojas o ramas de los árboles, entre otros, representan el 58% de la “basura” que genera un hogar promedio en Chile, sin embargo, actualmente se recicla menos del 1%.

Para cumplir con la meta al 2040, la ENRO se propone metas intermedias al 2030. Estas son:
•    Valorizar un 30% de los residuos orgánicos generados a nivel municipal.
•    Contar con 500.000 familias que utilicen composteras y/o vermicomposteras en sus viviendas.
•    Llegar a 5.000 establecimientos educacionales con composteras y/o vermicomposteras.
•    Alcanzar 500 barrios del programa “Quiero mi Barrio” haciendo compostaje y/o vermicompostaje.
•    Contar con un 50% de las instituciones públicas separando en origen y valorizando los residuos orgánicos que generan.
•    Lograr que todos los parques urbanos administrados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo estén compostando los residuos orgánicos generados en sus instalaciones.

​​​​​​​

Al procesar los residuos orgánicos se aprovechan los nutrientes contenidos en ellos, que pueden servir como fertilizantes. También, en plantas especializadas, se puede generar biogás a partir de estos desechos.

Además, si se reduce la cantidad de residuos orgánicos que generamos, disminuiremos impactos ambientales negativos que éstos generan, como son la proliferación de vectores sanitarios (moscas, aves, ratones), la generación de lixiviados, olores molestos y gases de efecto invernadero (GEI), principalmente metano.

La ENRO potenciará la transformación que generará la implementación de la ley REP, que obligará a los productores a aumentar sustantivamente las tasas de reciclaje de envases y embalajes, y que exigirá que el 80% de las viviendas del país cuenten con un sistema de recolección puerta a puerta de los materiales reciclables.



Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”