Ley REP: A contar de hoy, productores de neumáticos tendrán 24 meses para comenzar a reciclar estos productos

Será el primero de los productos definidos en la Ley REP que deberá comenzar a cumplir las exigencias impuestas por la normativa, para implementar de manera concreta el principio de “el que contamina paga”. La larga tramitación burocrática implicó que las metas comiencen a ser exigibles en 2023, y no en 2021 como estaba previsto originalmente. 

(País Circular) Casi dos años pasaron desde que en marzo de 2019 el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó el decreto supremo que establece las metas de recolección y valorización del sector neumáticos en el marco de la Ley REP, hasta que este lunes la Contraloría de la República tomó razón del documento y le dio el visto bueno final, con lo que quedó en condiciones de publicarse en el Diario Oficial para iniciar su vigencia. La larga tramitación burocrática tuvo impacto: como estaba establecido inicialmente, las obligaciones del decreto comienzan a regir 24 meses después de su publicación; es decir, en enero de 2023. Dos años después de la fecha programada inicialmente: enero de 2021.


 TE PUEDE INTERESAR: 

Viña Concha y Toro y reciclaje de tuberías de regadío: son transformadas en esferas plásticas y utilizadas para evitar la evaporación del agua


Pero con retraso y todo, se trata de un hito relevante, ya que es el primero de los productos prioritarios definidos en la Ley REP que deberá comenzar a cumplir las metas impuestas por la normativa, que implica implementar de manera concreta el principio de “el que contamina paga” impulsado por esta normativa vigente desde mayo de 2016, y que ahora entra en su implementación concreta. A los neumáticos le seguirán los envases y embalajes -en trámite en Contraloría-, aceites lubricantes y pilas.


“Esto marca un hito para el desarrollo sustentable del país, porque es el primer decreto de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que entra en vigencia, estableciendo exigentes metas de recolección y reciclaje de neumáticos, lo que permitirá aprovechar los materiales para crear nuevos productos, disminuir la generación de basura y mejorar la calidad de vida de las personas”, recalcó ayer la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.


Con esto, se busca abordar el problema que ocasionan las casi 140 mil toneladas de residuos de neumáticos que se generan cada año en el país, de las cuales solo un 17% se maneja de forma racional. Gran parte del porcentaje restante termina depositado ilegalmente en basureros y vertederos clandestinos, pese a que contienen recursos que pueden ser aprovechados, como el caucho y el acero.


El decreto establece que en una primera instancia los productores de neumáticos -aquellos que ponen el producto por primera vez en el mercado- deben recolectar al menos el 50% de los neumáticos puestos en el mercado el año anterior. A partir del cuarto año de vigencia, esta meta aumenta a un 80%, para llegar a un 90% a partir del octavo año de vigencia. Y si bien estas metas se pueden cumplir a nivel nacional -es imposible tener capacidad instalada para ello en todo el país-, el decreto también establece que un 34,7% de todos los neumáticos que se recuperen deben ser recolectados en regiones.

En cuanto a la valorización de estos neumáticos fuera de uso, es decir, su reciclaje material para ser transformados en nuevos productos, la meta parte en un 25% al primer año de vigencia (2023), un 30% el segundo año y un 35% el tercero, avanzando progresivamente hasta llegar a un 90% al octavo año de vigencia del decreto. Es decir, 2030.


Para ello, los productores de neumáticos deberán crear sistemas de gestión que organicen y financien la recolección de los residuos de neumáticos en todo el país, así como su almacenamiento, transporte y posterior valorización o tratamiento, en base a la cantidad de productos que pusieron en el mercado el año anterior. Y si bien estos sistemas de gestión podrán ser colectivos, es decir, varios productores se agrupan para esta tarea, o individuales, en que cada productor opera por separado, en la práctica esta segunda alternativa será compleja. Esto porque el decreto impuso restricciones a los sistemas individuales para evitar distorsiones de mercado, estableciendo que estos solo pueden cumplir sus metas de recolección y valorización con sus propios neumáticos. Y esto es parte, dicen los actores de la industria, de las complejidades que aparecen a la hora de su implementación concreta.


Fuente y créditos: País Circular

Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”