Ingresan a evaluación ambiental proyecto de desalación más grande de Chile, que aumentará la disponibilidad hídrica en Antofagasta

Luego de cuatro años de relacionamiento temprano con diversas comunidades, la empresa Cramsa presentó para evaluación el Estudio de Impacto Ambiental de la iniciativa “Aguas Marítimas”. 

Con el propósito de aumentar la disponibilidad hídrica en la Región de Antofagasta y, luego de cuatro años de intenso trabajo junto a diferentes comunidades, CRAMSA ingresó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto “Aguas Marítimas” al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). 

La iniciativa, que considera una inversión aproximada de US$ 5 mil millones, contempla la construcción de una planta desalinizadora en el sector de Caleta Bolfin, ubicada 15 kilómetros al sur del límite urbano de Antofagasta, la que permitirá aumentar el recurso hídrico para las comunas de Antofagasta, Calama y Sierra Gorda.

 

“Se trata del proyecto no minero más grande del país, que contribuirá a resolver las necesidades de aprovisionamiento de agua en la región, tanto para consumo humano como para los sectores industriales, mineros y agrícolas, siendo un aporte para el desarrollo sostenible y bienestar de miles de personas”, explicó el gerente general de CRAMSA, Peter Hatton. 

El proyecto a evaluar considera llegar a producir 700.000 m3 de agua por día, desalando agua de mar. 

 

“En el futuro, este proyecto de CRAMSA viabilizará la entrega de agua para consumo humano en la comunas de Antofagasta, Calama y Sierra Gorda, ya sea a través de las empresas sanitarias concesionarias, como también en apoyo a los sistemas de Agua Potable Rural (A.P.R) para asegurar su servicio e incluso ampliarlo de ser necesario”, resaltó el ejecutivo. 

 

Relacionamiento temprano

 

El EIA del proyecto Aguas Marítimas fue ingresado a evaluación tras un extenso trabajo colaborativo con las comunidades de la zona, proceso que culminó con cuatro instancias de Participación Ciudadana Anticipada (PACA) en Antofagasta, Calama y Baquedano, donde expertos profundizaron en temas de interés comunitario, explicando detalles de las obras de ingeniería, plan medioambiental y medidas de mitigación y compensación de la iniciativa. 

 

“Durante estos años hemos corroborado el interés de la comunidad por nuestro proyecto, recogiendo inquietudes, observaciones e incorporando mejoras técnicas, para concretar una iniciativa sólida que entregará una solución concreta a la demanda hídrica regional, considerando las necesidades de diferentes gremios y personas en general”, destacó el gerente de Asuntos Corporativos de CRAMSA, Hugo Lecaros. 

 

El proyecto Aguas Marítimas, impulsado por CRAMSA y que ingresó de manera exitosa su EIA al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, tendrá un periodo de construcción que se extenderá por cinco años, etapa en la que se considera un peak de mano de obra de 8.500 puestos de trabajo. 

Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”