Estudios del BID sobre H2V revelan que en Antofagasta y Magallanes podría existir una inversión de 70 y 100 billones de dólares respectivamente al 2050

Además, menciona que debería haber una reestructuración de la infraestructura existente hasta el 2030 y prevé un fuerte aumento de puestos laborales entre el 2035 y 2040. 

Con la presencia de gobiernos regionales, municipios, desarrolladores portuarios, universidades y centros de investigación, entre varios grupos, se desarrolló el ciclo de conversatorios “Desplegando valles y puertos de hidrógeno verde en Chile”, organizado por el Ministerio de Energía.

En esta instancia se realizó el lanzamiento de dos estudios en colaboración técnica con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Su objetivo fue analizar el despliegue necesario de infraestructura que permita la consolidación de valles y puertos de hidrógeno en las regiones de Antofagasta y Magallanes, considerando sus impactos macroeconómicos, inversiones, infraestructuras, servicios, ingresos fiscales y creación de empleo.

El subsecretario de Energía Julio Maturana, quien participó en la actividad de cierre de estas jornadas, destacó que “estos estudios nos ayudan a avanzar más rápido para que la industria del hidrógeno se desarrolle de manera descentralizada y responsable con los territorios, a través de la participación y coordinación de actores, principalmente con las comunidades y ciudadanía en general. Propiciaremos el desarrollo local a través de esta nueva industria”.

 

Agregando que “conjuntamente con todos los actores involucrados, crearemos una agenda de innovación y desarrollo ante los desafíos regulatorios, ambientales y sociales, para la construcción y operación de plantas de hidrógeno verde en las distintas regiones de Chile”, subrayó el subsecretario Maturana.

 

Principales resultados

 

Estos estudios revelaron que en Antofagasta al 2050 podría existir una inversión de 70 billones de dólares, y en Magallanes de 100 billones de dólares.

Además, menciona que debería haber una reestructuración de la infraestructura existente hasta el 2030 y desde ese año generación de nueva infraestructura.

En cuanto a la generación de empleos, se prevé un fuerte aumento de puestos laborales entre el 2035 y 2040. 

 

Por otra parte, apunta a nuevos desafíos normativos para lograr implementar de manera óptima la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde y la actualización de los planos reguladores en coordinación con el desarrollo regional.

También en los estudios se destaca la comunicación transversal que debe existir con las comunidades desde un principio para el desarrollo armónico de estos hubs.

Los estudios además indican que deben existir incentivos para la formación de profesionales; planificación de zonas industriales específicas; una reevaluación periódica de la Estrategia de Hidrógeno; la realización de estudios de normas técnicas y de seguridad, así como de la demanda y competencia en el mercado mundial y demanda nacional, entre varios puntos.  

 

Sumado a eso, entre las conclusiones se destaca el realizar evaluaciones ambientales estratégicas para el desarrollo de hidrógeno verde y amoníaco, especialmente en estas regiones estratégicas de Antofagasta y Magallanes, analizando bahías clave para los puertos como Mejillones, Taltal, Tocopilla, Porvenir y/o Cabo Negro.

Valles de hidrógeno

 

Los valles de hidrógeno son ecosistemas geográficos que conectan distintos eslabones de la cadena de valor del energético: producción, transporte y varios usos finales.

Por lo tanto, diseñar y facilitar el desarrollo de valles de hidrógeno es una acción clave para el desarrollo de la futura economía del hidrógeno en el país, dadas las economías de escala y otros beneficios de los valles de hidrógeno.

Dentro de la cadena de valor del hidrógeno y derivados, un elemento de especial atención corresponde a la infraestructura portuaria para exportación.

Debido al carácter estratégico de los puertos, y las características de los actuales terminales de entrada y salida al país por vía marítima, se vuelve esencial promover oportunidades de sinergias, la competitividad y el desarrollo y reutilización sostenible de infraestructura ligada a estos nuevos energéticos.

 

Estos estudios se van a publicar el próximo mes en el sitio web del Ministerio de Energía.

 

Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”