Compañía alemana logra producir hidrógeno verde usando agua del mar

La empresa de automatización Schaeffler ha realizado una prueba piloto en la isla danesa de Texel que demostró la viabilidad de esta combinación, aunque utilizar agua de mar tiene un problema añadido: su pureza.

¿Es viable producir hidrógeno verde a partir de agua salada y energía eólica? Schaeffler quería respuesta a esa pregunta. La empresa forma parte del proyecto SEA2H2 a través de la adquisición de la emergente Hydron Energy, la colaboración con la Universidad de Wageningen y el Gobierno de Dinamarca.

Ya se ha realizado una prueba piloto en la isla danesa de Texel que demostró la viabilidad de esta combinación. Utilizar agua de mar tiene un problema añadido, la pureza del agua. Si hay algo que sobra en este planeta es agua de mar, y en la misma no solo hay que quitar la sal. Para eso hace falta una membrana de destilación. Vayamos al paso siguiente.

 

La electrólisis de membrana polimérica protónica (PEM) requiere agua pura como requisito fundamental para evitar contaminación y que el hidrógeno producido sea menos puro. Usando agua pura, el hidrógeno generado es puro al 99,999%. Por lo tanto, el agua tiene que ser desalinizada, purificada y filtrada antes de introducirse en el electrolizador. La sal sobrante se devuelve al mar.

 

Para aumentar la eficiencia del proceso se aprovecha el calor residual generado por la electrólisis para la vaporización y desalinización del agua marina. El objetivo de este proyecto es que los molinos eólicos en el mar generen in situ el hidrógeno y lo canalicen a tierra a través de tuberías o «hidrogenuctos». Ya en tierra se puede aumentar la presión y distribuirse allí donde se necesite.

 

El paso siguiente es dar con el clavo a efectos de escala para producir el hidrógeno renovable con la máxima eficiencia, en un volumen más que suficiente, y de forma que sea rentable. No solo hay que dimensionar la producción de hidrógeno mediante el sistema PEM, también hay que trabajar con agua pura. Esta solución es 100% neutral en carbono.

Sin embargo, el hidrógeno renovable no va a desplomarse de precio, precisamente. Según la Universidad de Wageningen, la producción de un kilogramo de hidrógeno cuesta de 4 a 10 euros, y el objetivo para 2050 es de 2 euros por kg. Con 1 kg de hidrógeno un turismo de pila de combustible puede recorrer unos 100 kilómetros. En otras palabras, en 2050 seguirá siendo más caro moverse con hidrógeno que con un coche 100% eléctrico hoy día.

 

Fuente: forococheselectricos.com

 

Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”