Estudio revela que importar hidrógeno verde chileno desde Europa, sería tan competitivo como producirlo en ese continente

Según el director global de materias primas de Aurora Research, países como Chile, Marruecos, Canadá y Rusia, están planeando producir hidrógeno para exportarlo a Europa en la próxima década, con costos que podrían ser competitivos en relación a la producción de hidrógeno en ese continente, pese a la conversión y transporte.

Mientras Europa busca el hidrógeno para descarbonizar, Aurora Energy Research pregunta si el hidrógeno se producirá localmente o vendrá del extranjero.

A medida que Europa trabaja hacia Net Zero para 2050, es probable que el hidrógeno se utilice ampliamente en sectores como la industria, la calefacción y el transporte pesado. Aurora Energy Research estima que la demanda de hidrógeno en Europa podría multiplicarse por ocho entre ahora y 2050, creando una industria con un valor de hasta 125.000 millones de euros al año.


 TE PUEDE INTERESAR: 

Planta piloto generará hidrógeno verde a partir de energía solar fotovoltaica en la Región Metropolitana

Hidrógeno verde para energía distrital y transporte ferroviario: las ideas de Arcadis para descarbonizar en Chile

“Engie tiene la ambición de acelerar la transición al cero carbono, y la pieza que falta es el hidrógeno renovable” 


En este sentido, Anise Ganbold, director de productos básicos globales de Aurora Energy Research, explicó que “durante los últimos 12 meses, hemos visto cómo el hidrógeno ha cobrado protagonismo en la industria energética a medida que los responsables políticos y las empresas de servicios públicos exploran su papel en el cumplimiento de los objetivos de carbono neto cero. Países fuera de Europa, como Chile, Marruecos, Canadá y Rusia, planean producir hidrógeno para exportar a Europa en la próxima década. Al observar los costos involucrados en producir este hidrógeno y traerlo a Europa, encontramos que el hidrógeno importado podría ser competitivo en costos con el hidrógeno producido en Europa, a pesar de los costos de conversión y transporte involucrados. Esto afecta la forma en que los países europeos deberían planificar el desarrollo de sus economías de hidrógeno".


El equipo de investigación de mercado del hidrógeno de Aurora ha analizado si será más barato para Europa producir hidrógeno en el país o importarlo del extranjero.

Los hallazgos muestran que para 2030, el hidrógeno importado será más barato que el hidrógeno verde producido en el país, incluso después de considerar el costo del transporte.

Para un consumidor de hidrógeno en el noroeste de Europa, la fuente más barata de hidrógeno bajo en carbono en 2030 será el hidrógeno azul producido en los Países Bajos o Noruega, seguido de las importaciones de hidrógeno verde de Marruecos.


Con Europa buscando hidrógeno bajo en carbono como una forma de alcanzar los objetivos Net Zero, ¿cuál será la fuente más barata de hidrógeno para satisfacer la creciente demanda? Las importaciones de hidrógeno brindan una solución para los países que tienen objetivos ambiciosos para el uso del hidrógeno, pero que pueden no tener el potencial para satisfacer toda esta demanda localmente.

La estrategia del hidrógeno de la Comisión Europea establece una visión para el uso generalizado del hidrógeno para cumplir los objetivos de Net Zero, y muchos Estados miembros también han definido sus propias estrategias nacionales de hidrógeno. Alemania lidera actualmente la carrera por el hidrógeno en Europa, tiene una política más desarrollada, una perspectiva de demanda sólida y ha invertido más significativamente en la generación de electricidad renovable en los últimos años.


Hoy en día, el hidrógeno se utiliza ampliamente en la industria, pero es hidrógeno derivado de combustibles fósiles como el gas y el carbón. Para alcanzar los objetivos Net Zero, países como Alemania necesitarán no solo cambiar las principales industrias del uso de gas al hidrógeno, sino también obtener este hidrógeno de fuentes bajas en carbono, como el hidrógeno 'verde' de las energías renovables o el hidrógeno 'azul' de gas (con captura y almacenamiento de carbono). Sin embargo, incluso para un país tan grande como Alemania, sería un desafío satisfacer toda la demanda futura de hidrógeno a nivel nacional a partir de energías renovables; por lo tanto, una pregunta natural es si las importaciones también podrían proporcionar una opción rentable.


Los analistas del mercado energético de Aurora Energy Research, con sede en Oxford, han modelado las oportunidades para que los países europeos importen hidrógeno. Los analistas compararon el costo de entrega del hidrógeno de cuatro países de la UE y seis a nivel mundial, con un consumidor de ejemplo en el norte de Alemania. Los países globales analizados son Australia, Chile, Marruecos, Noruega, Rusia y el Reino Unido. Los países de la UE cubiertos son Alemania, Francia, los Países Bajos y España.

Teniendo en cuenta solo los costos de producción, los analistas encontraron que el hidrógeno verde producido en Marruecos a partir de energía solar que se encuentra junto con electrolizadores tiene los costos más bajos en 2030, superando al hidrógeno azul producido en Noruega, Rusia o los Países Bajos, así como cualquier hidrógeno verde producido en Europa.


A continuación, los analistas consideraron el costo de transformar el hidrógeno producido en cualquiera de los cinco "vectores de energía" (formas en las que el hidrógeno debe convertirse antes del transporte), así como el costo de reconversión después del transporte. Estos vectores fueron hidrógeno comprimido, hidrógeno licuado, amoníaco, metanol y dibencil tolueno (DBT). Por último, los analistas agregaron en los costos de transporte, considerando opciones como camiones, fletes marítimos y ductos.

Después de tener en cuenta todo lo anterior, Aurora descubrió que el hidrógeno azul producido en los Países Bajos gana como la fuente más barata de hidrógeno bajo en carbono disponible para los consumidores en el norte de Alemania, para 2030. Esto es seguido de cerca por el hidrógeno azul de Noruega transportado como hidrógeno comprimido por tubería, luego por hidrógeno verde de Marruecos transportado por barco como amoníaco. El hidrógeno verde producido en Alemania se encuentra al final de la lista, en el séptimo lugar.


La implicación de este análisis es que mientras los países de Europa buscan desarrollar una futura economía del hidrógeno, como parte de sus planes de descarbonización, deberían considerar las importaciones junto con el hidrógeno producido localmente. Dando la vuelta a esta oportunidad, existe un enorme potencial para que los países exporten hidrógeno bajo en carbono a Europa continental en el futuro, y tanto Escocia como Canadá establecieron estrategias para hacer exactamente eso en las últimas semanas.


Fuente: Aurora Energy Research / Traducción libre.

Corporativos

Mario Gómez, Presidente TCI Gecomp: “El hidrógeno y la economía circular: energía, agua, alimentos”

Juan Francisco Richards, Gerente Desarrollo Nuevos Negocios, Gasco: “Tecnologías para el Hidrógeno Verde en Chile”

Rebeca Poleo, Líder H2 & Gas Tractebel Engineering SA:

“Principales Riesgos y su Gestión en Proyectos de Hidrógeno Verde”