Enel Generación anuncia cierre anticipado de Bocamina, con lo que se convertirá en la primera compañía chilena en abandonar la generación a carbón

 La empresa planea desconectar la Unidad I de Bocamina a más tardar el 31 de diciembre de este año y la segunda, al 31 de mayo de 2022, lo que la convertirá en la primera compañía en dejar de generar con carbón en Chile.

El directorio de Enel Generación Chile anunció hoy su decisión de adelantar el cierre de las dos unidades del complejo termoeléctrico Central Bocamina, ubicado en Coronel. Para concretar esta medida la compañía solicitará formalmente al secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE) que se autorice el retiro final, desconexión y cese de operación de Bocamina I (128 MW) a más tardar el 31 de diciembre de 2020 y de Bocamina II (350 MW) a más tardar el 31 de mayo de 2022.


Esta definición implica adelantar sustancialmente las fechas de cierre comprometidas por la compañía en el Plan de Descarbonización Nacional suscrito con el Ministerio de Energía el 4 de junio de 2019, que preveía el cierre de la unidad I hacia fines de 2023 y, a más tardar, en 2040 para Bocamina II y confirma el liderazgo del Grupo Enel en Chile al acelerar sus compromisos para enfrentar los efectos del cambio climático, al tiempo que avanza en su plan de añadir 2GW de energías renovables hacia 2022.


 TE PUEDE INTERESAR: 


“Hemos llevado adelante un proceso para acelerar una transición energética justa hacia una matriz más eficiente, económica y limpia, capaz de sostener el desarrollo del país y, a la vez, reducir su impacto sobre su entorno y el clima. Este es un hito clave que marca la salida de Enel Chile de la generación a carbón en Chile”, explicó Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile. “Un cambio de contexto y la evolución tecnológica de las renovables que hace más eficientes los proyectos, nos permite anticipar el compromiso adquirido con el país cuando suscribimos el Plan Nacional de Descarbonización”, agregó. 

 

Por su parte, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, valoró la decisión de la compañía de adelantar el cierre de sus centrales a carbón. “Este cierre anticipado está en línea con los esfuerzos del gobierno de avanzar decididamente hacia una matriz de generación más limpia y menos contaminante”, y destacó “especialmente esta decisión porque las centrales se encuentran en una zona de alta concentración industrial y como he dicho antes, la prioridad de nuestro gobierno es poner los mayores esfuerzos para ir en ayuda de los habitantes de esas comunidades”. 

 

De aprobarse la solicitud de desconexión, Enel Chile registrará una pérdida por deterioro relacionada a la central Bocamina 2 que afectará el resultado neto de 2020 de Enel Chile, por un monto aproximado de $470.000 millones (aproximadamente USD 586 millones de dólares).

 

Respecto de este anuncio, el gerente general de Enel Generación Chile, Michele Siciliano, destacó los numerosos impactos positivos que gatilla: “Con esta decisión somos la primera compañía chilena en dejar de generar con carbón, lo que tiene beneficios desde los puntos de vista ambiental, económico y social. Así damos respuesta a concreta al plan de acción de Chile y de Enel respecto a las metas del objetivo de desarrollo sostenible conexo con las Acciones para el Clima.”

 

Desarrollo de renovables

 

Como parte de la apuesta por avanzar a una matriz energética cada vez más limpia, Enel Chile avanza en el desarrollo de los proyectos incluidos en su Plan Industrial. En total, estas iniciativas buscan sumar 2 GW de capacidad instalada renovable al 2022 de los cuales la mitad ya está en construcción. Entre los proyectos en desarrollo destacan Azabache (60,9MW), la primera planta industrial híbrida en el país; Campos del Sol (382MW), una de los proyectos solares en construcción más grande de Chile y la ampliación de 33 MW de Cerro Pabellón (48MW), la única planta geotérmica en operación en Sudamérica.

 

De la misma forma que lo hizo en el caso de Central Tarapacá, cuya unidad de carbón fue retirada del sistema en diciembre de 2019, para el caso de Bocamina también se realizará un plan de reubicación para la totalidad de los trabajadores de ambas unidades, considerando oportunidades en todas las áreas y líneas de negocios del grupo en Chile. “La idea es no generar ninguna desvinculación producto de este proceso”, precisó Siciliano. Asimismo, comenzará un proceso de análisis para determinar el potencial de reconversión energética de sus instalaciones o buscar el mejor destino para el terreno, teniendo como objetivo el desarrollo de ese territorio.

 

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo