Planta de reciclaje de First Solar recupera componentes de paneles solares obsoletos y los incorpora en nueva producción

En una planta de reciclaje en Ohio, junto a las instalaciones de fabricación de la empresa, First Solar utiliza tecnología personalizada para desmontar y reciclar paneles viejos, recuperando el 90% de los materiales del interior.

El aumento global de la energía solar está ayudando a reducir rápidamente el costo de los paneles solares y reducir la huella de carbono de la energía, con alrededor de 70,000 paneles solares instalados cada hora para 2018, y un estimado de 1,47 millones de paneles solares en su lugar para ese año solo en los EE. UU. Pero también significa que nos enfrentaremos a una enorme cantidad de desechos electrónicos cuando esos paneles finalmente se desgasten.

 

A principios de la década de 2030, cuando una gran ola de paneles solares está llegando al final de su vida útil, la Agencia Internacional de Energía Renovable proyecta que podría haber hasta 8 millones de toneladas métricas de desechos totales de paneles solares. Para 2050, eso podría aumentar hasta 78 millones de toneladas métricas de desechos acumulados. “Estamos viendo una corriente de residuos emergente que tiene el potencial de llegar a volúmenes bastante grandes durante la próxima década”, dice Andreas Wade, quien lidera la sostenibilidad global de First Solar, un fabricante de paneles solares que está asumiendo el problema con un enfoque circular.

En una planta de reciclaje en Ohio, junto a las instalaciones de fabricación de la empresa, First Solar utiliza tecnología personalizada para desmontar y reciclar paneles viejos, recuperando el 90% de los materiales del interior. Opera sistemas de reciclaje similares en Alemania y Malasia. En este momento, el enfoque del ciclo de vida holístico no es común entre otros productores solares. Pero Wade dice que ahora es el momento de pensar en el problema. “Nuestro objetivo para la energía solar es ayudar a nuestros clientes a desvincular su crecimiento económico de los impactos ambientales negativos”, dice. “Por lo tanto, es una especie de punto obligatorio para nosotros abordar el nexo entre las energías renovables y la economía circular hoy y no dentro de 20 años”.


Los Estados Unidos requiere que los productores de energía solar reciclen los productos, y se están elaborando leyes similares en algunas otras partes del mundo, incluidos Japón e India. En los Estados Unidos, hasta ahora, solo el estado de Washington requiere el reciclaje de paneles solares; la mayoría de los paneles solares antiguos del país terminan ahora en vertederos, desperdiciando materiales valiosos como el silicio y arriesgando la propagación de componentes tóxicos como el plomo.


Al reciclar materiales, el impacto ambiental total de cada panel disminuye. El panel solar original, dice Wade, podría durar 30 o incluso 40 años. Si el 95% del material semiconductor se puede recuperar y volver a colocar en un nuevo panel, y el ciclo continúa repitiéndose, el material original podría permanecer en uso hasta 1200 años. Por el momento, debido a la enorme demanda de paneles solares y al hecho de que muchos aún no han llegado al final de su vida útil, el porcentaje total de material reciclado en los nuevos paneles de la empresa es bajo. Pero crecerá con el tiempo.


A medida que avanza la industria, es probable que también crezcan las opciones de reciclaje. En las granjas solares a escala industrial, Wade predice que las unidades de reciclaje móviles comenzarán a usarse, lo que ayudará a aliviar el desafío de enviar paneles solares pesados cubiertos de vidrio a una planta de reciclaje distante. (Los costos de transporte actuales pueden ser tan altos que algunos en la industria dicen que puede ser difícil hacer que el reciclaje sea rentable).


Ahora, algunos grandes compradores de energía solar están comenzando a pensar más en el impacto total de la energía solar. Cuando GM firmó recientemente un acuerdo para comprar energía de un nuevo desarrollo solar como parte de su esfuerzo por pasar a energía 100% renovable, por ejemplo, decidió trabajar con First Solar porque la compañía estaba trabajando en la sostenibilidad de toda la cadena de suministro.


Reporte: Fast Company

(Traducción libre)


Corporativos

Estudios de Fraunhofer Chile para desarrollar electromovilidad en la agricultura

“El gas podría sustituir al diésel en transporte pesado urbano y por carretera”

Cargadores ultrarrápidos de ABB pueden abastecer a un bus eléctrico en seis minutos