ONU Mujeres advierte del retraso en el progreso hacia la igualdad de género

En línea con el tema de 2020 “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres”, el Informe insta a tomar medidas para lograr la igualdad de género y la justicia para esta generación, 25 años después de la Conferencia de Beijing.

 

ONU Mujeres ha presentó su informe “Women’s Rights in Review 25 years after Beijing” (Los derechos de las mujeres, una revisión 25 años después de Beijing), un balance exhaustivo sobre la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing, que sigue siendo la agenda más completa jamás acordada en favor de la igualdad de género.

 

El informe concluye que el progreso hacia la igualdad de género no es estable y se están revirtiendo logros conquistados con un enorme esfuerzo. La desigualdad generalizada, la emergencia climática, los conflictos y el auge alarmante de las políticas excluyentes amenazan el progreso futuro hacia la igualdad de género. El informe revela la falta de medidas eficaces para incrementar la representación de las mujeres en los cargos de poder y advierte que la visión de Beijing nunca se hará realidad a menos que las mujeres y niñas más excluidas sean reconocidas y se conviertan en una prioridad.


NOTICIAS RELACIONADAS:


La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, declaró: “La revisión de los derechos de las mujeres muestra que, a pesar de algunos avances, ningún país ha logrado la igualdad de género. No podemos llamar igualdad a apenas una cuarta parte de los cargos de poder. No obstante, esa es la realidad actual de la representación de las mujeres en todo este ámbito. Los hombres son el 75 % de los parlamentarios, ocupan el 73 % de los puestos directivos y suman el 70 % de los negociadores climáticos y la práctica totalidad de los encargados de establecer la paz. Este mundo no es inclusivo ni igualitario; debemos tomar medidas de inmediato para crear uno que no discrimine a las mujeres. Sólo habrá igualdad con una representación igual, es lo mínimo aceptable”.



A pesar de los retos sin precedentes en todo el mundo, el informe también demuestra que es posible un cambio positivo, como lo atestigua el éxito de la acción colectiva de las mujeres a la hora de imponer la rendición de cuentas por los crímenes contra ellas, así como el auge de los movimientos feministas en todo el mundo. El informe muestra iniciativas exitosas en la ampliación de los servicios públicos para hacer efectivos los derechos de las mujeres, desde el incremento del acceso a la anticoncepción y el cuidado infantil hasta la reducción de la violencia doméstica y el aumento de la participación de las mujeres en la política y la consolidación de la paz.


Este informe se basa en el Informe del Secretario General de las Naciones Unidas, que es el ejercicio de balance más completo y participativo jamás realizado sobre los derechos de las mujeres, con contribuciones de 170 Estados Miembros.


El informe revela que se ha avanzado en los derechos de las mujeres y las niñas desde la adopción de la Plataforma de Beijing. Ahora hay más niñas en la escuela que nunca, menos mujeres mueren durante el parto y la proporción de mujeres en los parlamentos se ha duplicado en todo el mundo. Durante la última década, 131 países han aprobado leyes en favor de la igualdad de las mujeres.

Sin embargo, los avances han sido demasiado lentos y desiguales:


· Globalmente, el progreso en el acceso de las mujeres al trabajo remunerado se ha detenido en los  

  últimos 20 años. Menos de dos tercios de las mujeres (62 %) de entre 25 y 54 años de edad forman parte

  de la población activa, frente a más de nueve de cada diez (93 %) hombres.

· Las mujeres continúan asumiendo la mayor parte del trabajo de cuidados y doméstico no remunerado y,  

  en promedio, se les paga un 16 % menos que a los hombres, una disparidad que alcanza el 35 % en

  algunos países.

· Casi una de cada cinco mujeres (18 %) ha sufrido violencia por parte de su pareja en el último año. Las

  nuevas tecnologías alimentan nuevas formas de violencia, como el ciberacoso, que apenas se combaten

  con soluciones de políticas.

· 32 millones de niñas aún no van a la escuela.

· Los hombres controlan todavía tres cuartas partes de los escaños parlamentarios.

· Las mujeres son en gran medida excluidas de los procesos de paz y representan sólo el 13 % de   quienes  

  negocian y apenas el 4 % de los signatarios.


La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, afirmó: “2020 presenta una oportunidad sin precedentes para cambiar las cosas en beneficio de las generaciones actuales y futuras de mujeres y niñas. Para acelerar el progreso durante la Década de Acción de las Naciones Unidas, ONU Mujeres ha iniciado seis Coaliciones de Acción que movilizarán a los gobiernos, la sociedad civil, los organismos de las Naciones Unidas y el sector privado para ofrecer unos resultados contundentes en favor de la igualdad para las mujeres y las niñas”.


A fin de catalizar un cambio sistémico y duradero, el informe señala la necesidad de incrementar generosamente la financiación dedicada a la igualdad de género, con el propósito de aprovechar el potencial de la tecnología y la innovación y garantizar que el desarrollo sea inclusivo para las mujeres y niñas que enfrentan múltiples formas de discriminación.


Fuente, ONU Mujeres


Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo