ODS 5: Igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se proponen cambiar el curso del siglo XXI, abordando retos fundamentales como la pobreza, la desigualdad y la violencia contra las mujeres. El empoderamiento de las mujeres es una condición previa a estos objetivos.

(ONU Mujeres) Las mujeres tienen un papel fundamental que desempeñar en todos los ODS, con muchas metas que reconocen específicamente la igualdad y el empoderamiento de las mujeres tanto como un objetivo como parte de la solución. El objetivo 5 se conoce como el objetivo de género independiente porque está dedicado a alcanzar estos fines.


NOTICIAS RELACIONADAS:


Es preciso contar con cambios profundos a nivel jurídico y legislativo para garantizar los derechos de las mujeres del mundo. Si bien 143 países, una cifra récord, habían garantizado hasta el año 2014 la igualdad entre mujeres y hombres en sus constituciones, había 52 que no habían adoptado esta iniciativa. En muchas naciones, la discriminación de género está todavía intrincada en normas jurídicas y sociales.

 

Sigue habiendo importantes disparidades de género en los ámbitos económico y político. Pese a que se ha conseguido un cierto progreso a lo largo de las décadas, en promedio, las mujeres trabajadoras siguen ganando un 24 por ciento menos que los hombres a nivel mundial. En agosto de 2015, únicamente el 22 por ciento de todos los escaños parlamentarios nacionales estaban ocupados por mujeres, lo que representa un ligero aumento desde el 11,3 por ciento observado en el año 1995. 

 

Entretanto, la violencia contra las mujeres es una pandemia que afecta a todos los países, incluso a aquellos que han progresado notablemente en otros ámbitos. A nivel mundial, el 35 por ciento de las mujeres ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental o violencia sexual por parte de otra persona distinta a su compañero sentimental. ONU Mujeres se unió a las voces de muchos otros actores internacionales al señalar que la violencia era un tema que no estaba presente en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 

Las mujeres tienen derecho a la igualdad en todos los ámbitos. La igualdad debe formar parte de los sistemas jurídicos y debe ser defendida tanto en leyes como en prácticas jurídicas, incluidas medidas proactivas como las cuotas. Puesto que todos los aspectos de la vida están relacionados con la igualdad de género, deben realizarse esfuerzos para erradicar la discriminación de género allí donde se observe.

 

ONU Mujeres se esfuerza por empoderar a las mujeres y las niñas en todos sus programas. Fomentar la participación política y el liderazgo de las mujeres y su empoderamiento económico son dos de los principales objetivos de la entidad. ONU Mujeres apoya que cada vez haya más mujeres candidatas en la política, que ocupen cargos políticos y que acudan a las urnas. La entidad ayuda a las mujeres a procurarse trabajos decentes, acumular bienes e influir en instituciones y políticas públicas, al tiempo que subraya la necesidad de reconocer, reducir y redistribuir la carga que soportan las mujeres en calidad de cuidadoras no remuneradas. Asimismo, promueve el papel y el liderazgo de las mujeres en la acción humanitaria, incluida la prevención de conflictos y los esfuerzos para garantizar la paz y la seguridad. ONU Mujeres aboga por poner fin a la violencia, generando conciencia sobre sus causas y consecuencias e impulsando esfuerzos para prevenir y dar respuesta, por ejemplo, garantizando los derechos de las mujeres que viven con el VIH. La entidad también trabaja para asegurar que los gobiernos reflejen las necesidades de las mujeres y las niñas en la elaboración de planes y presupuestos, y que involucren a los hombres y los niños, pidiéndoles firmemente que se conviertan en defensores de la igualdad de género, inclusive a través de su iniciativa HeForShe.

 

Fuente, ONU Mujeres

Corporativos

Estudios de Fraunhofer Chile para desarrollar electromovilidad en la agricultura

“El gas podría sustituir al diésel en transporte pesado urbano y por carretera”

Cargadores ultrarrápidos de ABB pueden abastecer a un bus eléctrico en seis minutos