Nuevas mujeres en energía: el cielo es el límite

“La transición energética debe ir de la mano también con la equidad de género. La industria necesita diversidad e inclusión”.

 

 

 

 

 

 

 

Por Fernanda Varela

Directora de Comunicaciones en ACERA 

Hace unos días, una amiga que es directora de un colegio de Puente Alto, me pidió enviar un saludo de motivación a sus próximos egresados de 4to medio, para impulsarlos a seguir sus sueños y buscar nuevos horizontes. Fue un llamado de alerta. Para muchos que ya pasamos por esa época (hace varios años ya) o que no tenemos hijos de esa edad, olvidamos lo importante que es vivir nuestro último año escolar. Las despedidas, las alegrías, las fiestas, recuerdos que nunca olvidaremos con el paso del tiempo. El cierre de una de las etapas más importantes de nuestras vidas.


Esta generación 2020 tendrá un recuerdo muy diferente de su último año escolar. Separado de sus seres queridos, de sus amigos y amigas, de sus sueños. Y es justamente a ellos a quienes les quiero enviar este mensaje. Especialmente a ellas, las mujeres del futuro, las nuevas profesionales y técnicas. Abogadas, ingenieras, mecánicas, periodistas, electricistas y tantas otras oportunidades.

La pandemia nos ha pegado duro a todos, pero especialmente a ustedes, al futuro de Chile, y es clave reforzar que sus sueños se deben mantener intactos, porque ésta es sólo una etapa, pero su futuro lo construyen ahora y para siempre.


Tengo la suerte de pertenecer al sector energía. Soy parte de ese 23% que conforma la representación de mujeres en una industria masculinizada, pero que ha dado pasos agigantados en tomar conciencia sobre la diversidad e inclusión. El camino no ha sido fácil, pero con el trabajo y compromiso de la industria, guiados por la iniciativa “Energía +Mujer” del Ministerio de Energía, ya se pueden ver avances importantes en este ámbito, donde ACERA ha jugado un rol clave en la promoción de la temática de género dentro de la industria de las energías renovables.


Las energías renovables son las protagonistas de la transición energética de Chile, la cual, a su vez, requiere que transitemos también hacia una mayor participación de mujeres en la industria, porque –como lo dice el slogan de la campaña “Win-Win” de ONU Mujeres– “La igualdad de género es un buen negocio”. Lo mejor de su nombre, es que no es sólo un slogan.


Según un informe de la misma organización, la productividad por trabajador podría aumentar hasta un 40% si se eliminaran todas las formas de discriminación contra las mujeres trabajadoras y en cargos de dirección, como también -señala ONU Mujeres- que las empresas con diversas fuerzas de trabajo son 22% más productivas, tienen un 27% más rentabilidad y un 39% más satisfacción del cliente. Es decir, la Inclusión y la Diversidad son una palanca de valor y una ventaja competitiva para el país y nuestra sociedad.

Desde ACERA apostamos por la participación equitativa de hombres y mujeres en nuestros eventos, y tratamos de participar en aquellos que cumplan con la misma esencia, utilizamos lenguaje inclusivo, como también promovemos el diálogo y el debate sobre género entre nuestras 140 empresas socias. Para nosotros es un compromiso.


Como asociación, en 2017 se comenzó a tomar un camino decidido en esta senda. Tras un análisis interno, se asumió una nueva línea de trabajo: la Social, que junto a la Técnica y Ambiental, serían los pilares de desarrollo del gremio renovable. Dentro de este nuevo lineamiento, la equidad de género tomaría especial importancia. Fue así como ACERA decidió adherir a la Iniciativa Paridad de Género (IPG), promovida por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Foro Económico Mundial, además de generar una alianza de colaboración con la Red de Empresas por la Equidad de Género - RedEG, quienes han aportado conocimiento, experiencia y redes a la asociación.


Desde ACERA tenemos una labor muy importante, porque nuestro trabajo va más allá del desarrollo de las energías renovables. Representamos a las empresas líderes de la transición energética y esa transformación no es solamente técnica, es socioambiental. En ese sentido, la transición energética debe ir de la mano también con la equidad de género. La industria necesita diversidad e inclusión.

Pero para que podamos tener profesionales y técnicas que prontamente se sumen a la fuerza laboral de nuestra industria, necesitamos que la decisión la tomen ahora. El sector energético las está esperando. Las invito a que retomen sus sueños, a pesar del desgano y ser la generación que tuvo que cerrar la etapa de sus vidas en confinamiento. El cielo es el límite, que nadie les diga lo contrario.


Fernanda Varela es periodista de la Universidad Diego Portales (UDP), Magíster en Comunicación Estratégica de la UDP y Máster en Dirección de Comunicación de la Universitat Pompeu Fabra, de Barcelona. Cuenta, además con un Diploma de Cambio Climático y Desarrollo Bajo en Carbono, dictado por la Universidad de Chile.

Tiene más de 10 años de experiencia en comunicación estratégica, aplicada a empresas y entidades de diferentes áreas y servicios. Desde abril de 2014 está a cargo de las comunicaciones de la Asociación Chilena de Energías Renovables – ACERA AG., inicialmente como Coordinadora y desde enero de 2017 como Directora de Comunicaciones.

En el año 2015, fue galardonada como “La mejor Comunicadora de Energía del año” por la Revista Electricidad y en 2020 fue premiada como “Mujer Destacada” en el marco de la iniciativa Energía +Mujer.

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo