Las oportunidades que traerá la electromovilidad a la minería subterránea

Contribuir con la reducción de gases contaminantes en espacios en que la ventilación es artificial, así como la incorporación de vehículos autónomos que reemplacen la presencia humana en terreno, hacen pensar que, en un plazo no lejano, la dotación completa de vehículos que opera al interior de estas faenas, deberá cumplir con el requisito de ser eléctrica.

Con la reciente extracción de las primeras toneladas de mineral de Chuquicamata Subterránea, hecho ocurrido a fines de abril, se inaugura en este complejo cuprífero una nueva era de explotación minera.  


Este hito podría impactar positivamente en la inclusión y desarrollo de tecnologías orientadas a incorporar nuevos sistemas de movilidad, tanto en este yacimiento subterráneo como otros de la estatal que están actualmente en funcionamiento.


La necesidad de reducir las emisiones que producen los vehículos de combustión fósil, se hace imperiosa en espacios que requieren de ventilación artificial, tal como lo afirmó a nuestro medio Gerhard Von Borries, vicepresidente de Proyectos de Codelco: “A nosotros nos hace sentido que, sobretodo nuestras minas subterráneas que estamos construyendo, a la larga utilicen 100% vehículos eléctricos, entre otras razones porque se requiere menos ventilación por la menor emisión de gases de combustión”.


Anticipándose a estos requerimientos, los proveedores industriales han comenzado a promover diversos avances en el desarrollo de estas tecnologías, con la finalidad de satisfacer los nuevos estándares requeridos por sus clientes.


Un ejemplo en esta materia es la colaboración que ha prestado ABB en el desarrollo de estándares de carga para procesos mineros, que se encuentra en el documento “Global Mining Guidelines: BEV in Underground Mining 2nd Edition”.


El Objetivo de esta colaboración es dar un impulso más allá de la sostenibilidad del punto de vista de reducción de Co2, sino que, además, también realizar ahorro energético por reducción de gases y, por consecuencia, de ventilación en minería subterránea. Los estándares de carg para vehículos pesados, buses y maquinaria minera son una materia resuelta por ABB al contar con equipos de hasta 350kW”, explicó a Reporte Sostenible Cristian Martin, Product Marketing Specialist EV Chargers, de ABB.


Por su parte, Von Borries agrega que esta estrategia se potenciaría con la incorporación de vehículos autónomos, lo que disminuiría la presencia humana en áreas críticas de la faena.


“Eso viene, aunque no existe un programa elaborado, eso viene. Falta algún desarrollo tecnológico para darle a los equipos pesados y subterráneos la autonomía con sistemas de baterías, pero ya existen avances al respecto” explicó el ejecutivo. | RS


Reporte Sostenible

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo