AChBIOM: “La biomasa es una de las mejores herramientas para reducir la contaminación del centro sur del país”

El gremio de la biomasa en Chile se mostró en alerta ante los próximos episodios de contaminación en la zona centro sur del país, y apuntó al Estado por el lento avance en la implementación de las regulaciones planteadas para enfrentar esta situación.

En entrevista con Reporte Sostenible desde Puerto Varas, Antonio Minte, gerente general de la Asociación Chilena de Biomasa, AChBIOM, afirmó que el uso de biomasa -en particular la leña seca, los chips de madera y el pellets-, es la mejor forma de disminuir la contaminación que afecta a estas regiones y, de paso, criticó la lentitud que se ha dado al interior del Estado para avanzar en medidas ya identificadas, como la aislación térmica de los hogares, la renovación de equipos de calefacción y la Ley de biocombustibles sólidos.

 

- Ante las situaciones de contaminación o posibles preemergencias en zonas saturadas que ocurrirán durante este invierno, ¿qué acciones o iniciativas adoptarán en el gremio para contribuir a disminuir la contaminación por material particulado?

Este es un tema muy delicado, ya que al igual que en otros inviernos se volverá a hablar de la contaminación debido al mal uso del formato leña, y esto lamentablemente repercute a su vez en formatos en los cuales la eficiencia es mayor y las emisiones son menores, como lo es con los pellets y los chips de madera. Lamentablemente ya se han levantado voces indicando querer prohibir la leña, como si fuese la bala de plata para reducir la contaminación. Sin embargo, al consultarles cual será el reemplazo de ese combustible se cometen muchos errores (que provienen) de personas que son lejanas al sector energético.

 

El reemplazo de la leña lamentablemente no puede ser de un día para otro, como muchos piensan, esto es un trabajo a mediano plazo como mínimo, y es por eso que así lo está enfrentando la autoridad, en los distintos gobiernos que hemos tenido, lo cual se plasma en los programas de descontaminación ambiental (PDA), donde por ahora, la medida más costo efectiva en la reducción de material particulado (MP) en las ciudades declaradas como saturadas, ha sido el programa de recambio de calefactores, donde el recambio de calefactores a pellets ocupa cerca del 80% de las opciones. Por lo tanto, como gremio, podemos indicar que la biomasa es una de las mejores herramientas para reducir la contaminación del centro sur del país. Sin embargo, eso conlleva tiempo y acciones mucho más allá de sólo el sector energético, ya que como se ha comentado en innumerables ocasiones, la biomasa depende de un sector forestal y agrícola, ya que es la valorización de un residuo por medio de la entrega de energía del mismo, por lo que, si incrementamos el actuar del sector forestal y agrícola, cada día tendremos mayor disponibilidad de biomasa como energético. Sin duda, es un círculo virtuoso no sólo para nuestra economía, sino que para un bienestar social y ambiental, del cual el país sacará dividendos positivos en el futuro. Este es el aporte en el cual AChBIOM esta cien por ciento involucrado.


NOTICIAS RELACIONADAS:


- Según su experiencia, ¿se está respetando el uso de leña seca?

 

Lamentablemente no. El Estado lleva más de 10 años buscando avanzar en la problemática de la leña y lamentablemente los avances han sido muy pocos, o más bien mínimos. Pero esto no se debe a un solo factor, y aquí radica la razón de ello, ya que no es llegar y decir que se debe consumir leña seca, o llegar y entregar fondos a productores para secar leña, o peor, llegar y prohibir la leña como combustible. Las distintas administraciones de gobierno saben muy bien esto, hay temas de pobreza energética, que dice relación con la incapacidad de las familias de poder costear su opción de alcanzar el confort térmico en los hogares, problemas de aislación de viviendas, problemas económicos en gran parte de los productores de leña, que dependen de dicha producción, y así se suman y suman aristas al problema, y cada

Antonio Minte, gerente general de la Asociación Chilena de Biomasa, AChBIOM.

administración, cada 4 años, sólo logra dar pequeños pasos, por lo que no se visualizan las mejoras en el sector, y menos aún, cuando sólo observamos la “calidad del aire”.

 

Desde AChBIOM identificamos como el paso de mayor necesidad, el avance en el proyecto ley de los biocombustibles sólidos y con ello el fortalecimiento en la fiscalización, esto es tarea del Ministerio de Energía, que, si se suma a los esfuerzos del Ministerio de Medio Ambiente con los PDAs, será posible ver mayores avances, pero hoy sólo se cuenta con los PDAs y con mucho retraso, 30% de ejecución sobre el 80% esperado.

- Ante detractores del uso de calefacción mediante cualquier tipo de incineración, ¿cuál es la posición del gremio?

En estos tiempos, han salido muchas voces a indicar “la problemática” de la contaminación, la cual, para todos los que estamos en el sector energético, está clara desde hace ya mucho tiempo, sin embargo, estas voces sólo se quedan en la identificación del problema, y no aportan mucho a la solución. La solución ya consensuada es la que el Estado viene ejerciendo, y que identifica 3 factores fundamentales: aislación térmica de los hogares, renovación de equipos de calefacción, y una Ley de biocombustibles sólidos. Lo lamentable en estas soluciones, ha sido que los distintos gobiernos que las han ejecutado, no han podido avanzar al ritmo deseado. Los planes de Descontaminación Atmosférica (PDAs) tienen bajos porcentajes de cumplimiento, por lo que ha sido muy difícil su evaluación, sin embargo, existe un estudio muy serio, imparcial, realizado por la Universidad de Chile a petición de la Secretaria General de la República, para el Ministerio del Medio Ambiente. En dicho estudio se identifica como la herramienta de mayor importancia para la reducción de material particulado en las ciudades declaradas como saturadas, es el reacondicionamiento térmico de las casas, en especial todas aquellas construidas antes del 2007, previo a la norma de aislación para las construcciones.

 

Así mismo, en dicho estudio se reconoce como la opción de mayor costo-efectividad a la fecha, en la reducción de MP, ha sido el recambio de calefactores, en especial de “biomasa” por “biomasa”, es decir, equipos nuevos a pellets o leña, pero certificados, en esto no cabe discusión. Ahora bien, creemos que puede haber cabida para otras soluciones, pero que tampoco son inmediatas, por ejemplo, la propuesta de la electricidad, ya que, si bien el costo de los equipos ha bajado, la generación eléctrica no está preparada para un cambio masivo, por lo que el sistema podría colapsar, y al mismo tiempo, las construcciones tampoco están preparadas, donde se podrían tener muchos problemas con los sistemas eléctricos en los hogares. Siempre hemos indicado desde AChBIOM, que la solución será una combinación de fuentes renovables (solar, eólica, biomasa, geotermia y otras), la electricidad tiene mucho que decir, pero al mismo tiempo, debemos incorporar más renovables a la matriz, de lo contrario, solo cambiamos la contaminación de lugar.

El año 2019 el consumo de pellets en el país fue cercano a las 126 mil ton/año. Las proyecciones para el 2020 son de 150 mil/ton/año. Las regiones con mayor consumo son La Araucania (21%), Los Lagos (20%) y Biobío (13%). Fuente, AChBIOM.

- ¿Cuál es la evaluación que hacen sobre el comportamiento del cliente en cuanto a la compra de insumos para calefacción, como equipos, pellets y/o leña?

En particular en el sector pellets, ha existido un incremento considerable, pero aún es anticipado para indicar si se debe a un efecto de pánico o temor a posibles problemas de distribución, mayor consumo por período de las familias en casa, y/o incremento del parque de equipos, ya que en marzo y abril, las ventas superaron en más de un 54% y 41% las ventas con respecto a los mismos meses del año 2019, con lo que claramente no se puede considerar un año normal, a pesar que el mercado del pellet viene creciendo de forma sostenida los últimos años, pero el crecimiento normal es en torno del 15% al 20%, por lo tanto, pensamos que es una combinación de los factores descritos.

 

En cuanto al mercado de los equipos domiciliarios, si bien aún no tenemos las cifras, nuestros asociados comentan que ha sido un año más difícil, principalmente por las restricciones de atendimiento que ha tenido el retail con respecto a un año normal. Las ventas se han realizado más por los canales de ferreterías o venta directa.

Como gremio, no tenemos información del mercado de la leña, ya que no tenemos productores de leña entre nuestros asociados, pero sí sería esperable ver ciertos efectos en dicho mercado. Un efecto positivo, sería ver menor comercialización de leña ilegal, en especial en ciudades con cordón sanitario, ya que el control al ingreso y salida de las ciudades, dificultaría mucho la entrada de camiones con dicho combustible, esto se traduciría en una menor contaminación. Sin embargo, también será una falta de combustible para familias que tendrán que migrar y en condiciones donde no es muy fácil realizar adquisiciones de nuevos equipos, por temas económicos-laborales, por lo que probablemente migren a combustibles fósiles como el gas o parafina, con equipos de bajo costo donde el problema es otro: la contaminación intradomiciliaria y aumento de humedad al interior de las viviendas, lo cual puede ser peor a la contaminación atmosférica, es el clásico dilema que se ha enfrentado, y una de las razones por las cuales en el programa de recambio de calefactores, las personas prefieren equipos a pellets.

 

- ¿Cuáles son los beneficios de la biomasa versus otros medios de calefacción tradicionales?

Las comparaciones deben tener ciertas bases y criterios. Como hemos mencionado anteriormente, AChBIOM principalmente representa al sector industrializado de la biomasa (pellets y chips de madera), con toda la cadena que ello significa (tecnología de producción, de combustión, eficiencia energética, cogeneración, certificación, etc.). En base a ello, desde AChBIOM podemos entregar el siguiente cuadro comparativo con las demás fuentes de energía para calefacción:

Una de las bases para dicho cuadro dice relación con los conceptos de renovable y carbono neutral. Ambos conceptos deben tener en común la sustentabilidad del manejo de los bosques, ya que, de no existir dicha sustentabilidad, se pierden estas propiedades en la biomasa. Hoy más del 75% de las plantaciones forestales que proveen la materia prima para la industria de la madera, de la cual se obtienen los residuos de biomasa para energía, cuentan con sellos de certificación que avalan la sustentabilidad de los manejos forestales. Por otra parte, desde AChBIOM siempre hemos valorado y difundido las externalidades positivas del uso del energético, porque creemos que no todo puede ser evaluado sólo por el precio, por lo que es necesario hacer un análisis más allá de ello. En ese aspecto, consideramos el concepto de “Energía Local”, que considera que la fuente de la energía se encuentra en el mismo lugar donde se produce y consume (país o región), que es una gran externalidad positiva de las fuentes renovables, comparadas con los fósiles.


Dicha externalidad no sólo implica una independencia energética, sino también financiera (no dependemos de los mercados internacionales), como también un factor socio-económico, como es la generación de empleo en los mismos territorios donde la energía es producida y consumida. Esto es un factor común en gran parte con las demás energías renovables. Además, en la biomasa podemos considerar como externalidad positiva el cuidado de los bosques como herramienta de prevención de incendios, haciendo uso de los residuos combustibles. | RS

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo