Por primera vez en 70 años, apagan central a carbón que suministra electricidad en España

El 13 de diciembre de 2019, a las 23.50 horas, fue apagada la central térmica de Aboño II (previsiblemente por mantenimiento) y por primera vez en la historia el carbón deja de producir energía en España.

Según los datos proporcionados por el operador del sistema, Red Eléctrica, lo ha hecho casi durante dos días seguidos. 10 minutos del viernes 13, todo el sábado 14 y hasta las 21.20 horas del día 15. Es decir, España ha estado 45 horas y media sin producir electricidad con carbón. 

 

Pero realmente no ha sido en todo el territorio nacional, únicamente en la España peninsular ya que en Baleares sí ha estado produciendo energía desde su central térmica.

La producción con electricidad con carbón llegó a España hace 70 años, en 1949. Desde ese momento hasta el pasado viernes, siempre ha habido alguna central térmica de carbón funcionando. Más de 25.500 días produciendo electricidad para todos los españoles. Pero el viernes pasado se apagó. Es, por tanto, historia de la energía en España.

 

Este año las centrales térmicas de carbón españolas estaban viviendo su mayor bache de producción. Un precio del gas por los suelos y el obligatorio pago de los derechos de emisión de CO2, con un precio de 25-30 euros por tonelada han desplazado al carbón en el mix eléctrico. En su lugar, han llegado los ciclos combinados para convertirse en la mayor fuente de electricidad de este 2019.

 

En lo que va de año, las centrales térmicas de carbón en España han producido un total de 10.604 GWh, el peor dato desde hace más de una década. Por hacer una comparación, la generación con carbón en 2018 fue de 33.597 GWh, por lo que de un año a otro la producción eléctrica desde las centrales térmicas ha caído un 68,4%



Cierre de centrales


Este desplome de la producción ha hecho que la rentabilidad de estos activos, muchos de ellos con 40 o 50 años en sus espaldas, haya desaparecido y es por ello que las compañías eléctricas han decidido poner fecha límite. Empresas como Iberdrola, Endesa o Naturgy irán apagando sus centrales de carbón en España durante los próximos tres años. En el caso de EDP (Aboño) y Viesgo probablemente aguanten un poco más, pero si siguen este tortuoso camino sin producir electricidad probablemente se vean en la obligación de echar el cierre antes de lo previsto.

​​​​​​​

En un momento de descarbonización del mix eléctrico, el hecho de que no se haya producido electricidad con carbón en la España peninsular marca un antes y un después. Ese día más del 62% de la electricidad se produjo con fuentes renovables, sobre todo con eólica que generó el 42% de la demanda del día.

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo