Hidrógeno verde avanza en España: invertirán 8.900 millones de euros para instalar 4 GW de electrolizadores a 2030

Este representa un 10% del objetivo marcado por la Comisión Europea para el conjunto de la UE y la inversión necesaria para llevar a cabo este plan asciende a unos 8.900 millones de euros. 

El Consejo de Ministros prevé aprobar este martes la Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable. Se trata del plan del Gobierno en su apuesta por el hidrógeno como vector energético cuyo objetivo a 2030 es instalar 4 GW de potencia instalada de electrolizadores a través de fuentes de energías renovables, lo que representa un 10% del objetivo marcado por la Comisión Europea para el conjunto de la UE. La inversión necesaria para llevar a cabo este plan asciende a unos 8.900 millones de euros, si se tiene en cuenta también las instalaciones de renovables asociadas a los electrolizadores.

 

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico calcula que la Hoja de Ruta posibilitará reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 4,6 millones de toneladas equivalentes de CO2 (CO2eq).

 

Como principal novedad respecto al anterior borrador, se fija un hito intermedio para el año 2024 cuando sería posible contar con una potencia instalada de electrolizadores de entre 300 y 600 MW.


Asimismo, el Gobierno desoye a las petroleras que habían demandado que se contemplara la producción de todas las formas de hidrógeno de bajas emisiones (conocido como ‘azul’), pero finalmente la Hoja de Ruta se dedicará exclusivamente al hidrógeno verde.


Otro de los objetivos del plan del hidrógeno en España es que el 25% del consumo de hidrógeno industrial sea de origen renovable en 2030. En la actualidad, la industria emplea la práctica totalidad de las 500.000 toneladas de hidrógeno que consume España anualmente. En su mayoría, el producto utilizado es hidrógeno de origen fósil (o hidrógeno gris), es decir, emplea gas natural como materia prima en su elaboración. Por cada kilogramo de hidrógeno renovable que sustituye a un consumo existente de hidrógeno no renovable, se evitan 9 kg de CO2 a la atmósfera.


Un claro ejemplo de ello es el proyecto conocido de Iberdrola en Puertollano. La eléctrica construirá la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial en Europa, cuya inversión ascenderá a 150 millones de euros y suministrará a la factoría de fertilizantes de Fertiberia en el municipio.


En cuanto a movilidad, para 2030, se plantea una flota de al menos 150 autobuses; 5.000 vehículos ligeros y pesados; y 2 líneas de trenes comerciales propulsadas con hidrógeno renovable. De igual modo, debería implantarse una red con un mínimo de 100 hidrogeneras y maquinaria de handling propulsada con hidrógeno en los 5 primeros puertos y aeropuertos.


En la actualidad, en España existen tres estaciones para recarga de hidrógeno, una en Ciudad Real, otra en Albacete y otra en Huesca. Y se están construyendo otras cuatro, en Sevilla, Madrid, Zaragoza y Huesca, lo que harán un total de siete estaciones en España.


Habrá sistema de GDOs


El documento plantea un conjunto de 60 medidas, agrupadas en cuatro ámbitos de actuación. En primer lugar, se recogen actuaciones de carácter regulatorio que incluyen, entre otras, la introducción de un sistema de garantías de origen que asegure que el hidrógeno se ha producido a partir de energía 100% renovable. Un segundo capítulo está dedicado a las medidas de carácter sectorial para incentivar el uso de hidrógeno renovable y la puesta en marcha de proyectos en ámbitos como el industrial, el energético o el de la movilidad, anteriormente mencionadas.


Por otro lado, la Hoja de Ruta recoge medidas de carácter transversal para fomentar el conocimiento del potencial del hidrógeno renovable en el conjunto de la sociedad; y, por último, se aborda el fomento de la I+D+i vinculada estas tecnologías.


Entre otras medidas, la Hoja de Ruta apoyará el diseño de instrumentos financieros de apoyo a la industria española consumidora intensiva de hidrógeno para la adaptación de sus procesos e infraestructuras al suministro continuo de hidrógeno renovable. Asimismo, se identificarán los polos de consumo de hidrógeno en la actualidad, fomentando e incentivando la creación de “valles de hidrógeno”; y se promoverá la constitución de Mesas del Hidrógeno Industrial junto a comunidades autónomas, administraciones locales, consumidores de hidrógeno y promotores de proyectos de producción de hidrógeno renovable.


De igual modo, se incluyen medidas para propiciar el desarrollo nacional de electrolizadores de grandes potencias (100 MW), así como para impulsar su fabricación en masa y la aplicación de nuevos materiales; y para fomentar la I+D+i a lo largo de la cadena de valor del hidrógeno, de manera que la ciencia española y las empresas puedan participar en su desarrollo, lo que permitirá crear conocimiento y ventajas competitivas, incluyendo la industria  española del automóvil, el transporte ferroviario, marítimo y aéreo. Al respecto, se creará una línea de financiación exclusiva para proyectos de la cadena de valor del hidrógeno renovable en los sucesivos Planes Estatales de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.


Por último, y no menos importante se potenciarán nuevos núcleos energéticos de producción de hidrógeno renovable que contribuyan a evitar la despoblación rural y a conseguir los objetivos de reto demográfico, con especial atención a las regiones de transición justa, es decir, allí donde se han cerrado minas de carbón y centrales térmicas, además de Garoña.



Fuente: El Periodico de la Energía 

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo