Energía solar fotovoltaica será clave en el suministro mundial al culminar las próximas 2 décadas, según informe de la AIE

El último informe publicado por de la Agencia Internacional de Energía (AIE), World Energy Outlook 2019, señala -entre otros análisis- que las fuentes bajas en carbono, lideradas por la energía solar fotovoltaica, serán claves en el consumo energético al 2040. 

En uno de los capítulos del World Energy Outlook 2019, informe publicado por la AIE en noviembre de este año, el Escenario de Desarrollo Sostenible indica lo que se debe hacer de manera diferente para alcanzar plenamente los objetivos climáticos y de otro tipo de energía que los responsables de las políticas de todo el mundo se han fijado. Para lograr este escenario, afirman, en necesario trazar “un camino totalmente alineado con el objetivo del Acuerdo de París de mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de los 2 ° C y realizar esfuerzos para limitarlo a 1.5 °C, se requieren cambios rápidos y generalizados en todas las partes del sistema energético. Se logran fuertes recortes de emisiones gracias a múltiples combustibles y tecnologías que proporcionan servicios de energía eficientes y rentables para todos”.


NOTICIA RELACIONADA


Reporte WEO señala que las fuentes bajas en carbono, lideradas por la energía solar fotovoltaica, serán claves en el consumo energético al 2040.

En este sentido, el informa indica que, en el escenario de políticas establecidas, la demanda de energía aumenta en un 1% por año hasta 2040. “Las fuentes bajas en carbono, lideradas por la energía solar fotovoltaica, suministran más de la mitad de este crecimiento, y el gas natural representa otro tercio. La demanda de petróleo se aplana en la década de 2030, y los bordes de uso del carbón disminuyen. Algunas partes del sector energético, lideradas por la electricidad, experimentan transformaciones rápidas. Algunos países, especialmente aquellos con aspiraciones de ‘cero neto’, llegan lejos en la remodelación de todos los aspectos de su oferta y consumo”.

 

Sin embargo, añaden, “el impulso detrás de la energía limpia es insuficiente para compensar los efectos de una economía global en expansión y una población en crecimiento. El aumento de las emisiones disminuye, pero no alcanza su punto máximo antes de 2040”.

 

Otro de los temas analizados en el informe, es el referido a la eficiencia energética, sobre el cual se explica que habría

un fuerte repunte en las mejoras de esta materia,  “elemento que más hace para llevar al mundo hacia el Escenario de Desarrollo Sostenible. En este momento, las mejoras en la eficiencia se están desacelerando: la tasa de 1.2% en 2018 es aproximadamente la mitad del promedio visto desde 2010 y se mantiene muy por debajo de la tasa de 3% que sería necesaria.


La electricidad es una de las pocas fuentes de energía que ve un aumento en el consumo durante las próximas dos décadas en el Escenario de Desarrollo Sostenible. La participación de la electricidad en el consumo final supera a la del petróleo, el líder actual, para 2040. La energía eólica y solar fotovoltaica proporcionan casi todo el aumento en la generación de electricidad.


Poner los sistemas de electricidad en un camino sostenible requerirá más que solo agregar más energías renovables. El mundo también necesita enfocarse en las emisiones que están "encerradas" en los sistemas existentes. En los últimos 20 años, Asia ha representado el 90% de toda la capacidad de combustión de carbón construida en todo el mundo, y estas plantas potencialmente tienen una larga vida operativa por delante. El WEO de este año considera tres opciones para reducir las emisiones de la flota mundial de carbón existente: para modernizar las plantas con equipos de captura, utilización y almacenamiento de carbono o equipos de cocción de biomasa; reutilizarlos para centrarse en proporcionar la adecuación y flexibilidad del sistema; o para retirarlos antes.


(Traducción libre Reporte Sostenible, fuente: World Energy Outlook 2019)


Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo