En los próximos 3 años, casi la mitad del consumo eléctrico de la minería chilena será provisto por energías renovables

Según un artículo publicado por El Mercurio, basado en cifras del Ministerio de Minería, al 2023 el 45% del consumo eléctrico del sector minero en Chile provendrá de una fuente renovable.

Uno de los principales desafíos que distintas empresas mineras del país enfrentan es que en tres años más, el 45% del consumo eléctrico del sector provenga de una fuente renovable.

Según un artículo publicado por El Mercurio, el objetivo es reemplazar las fuentes de energías fósiles por renovables como una forma de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y llegar a la carbono neutralidad en 2050.


 TE PUEDE INTERESAR: 


“Si uno hace un orden de quiénes son los sectores que más consumen energía y, sobre todo, energía que genera emisiones de gases de efecto invernadero, después del sector transporte, que es casi puro fósil, en segundo lugar está la minería en lo que podemos llamar como un sector que por consumir ciertos tipos de energía genera gases de efecto invernadero. Entonces, lo que haga la minería es muy relevante a nivel de consumo energético del país”, dice Claudio Seebach, presidente ejecutivo de Generadoras de Chile.

 

Hoy, la incorporación de energías renovables en el sector minero alcanza los 13 TWh/año al año, lo que mitigaría 5,27 millones de toneladas de Co2 al año. Las empresas que actualmente tienen los mayores contratos de suministro de energías renovables son Escondida, Spence y AngloAmerican. ‘La incorporación y licitación de 13 TWh/año de energías renovables por parte de las mineras es una muy buena noticia para el país, ya que esto equivale aproximadamente al 25% del consumo de energía residencial que tuvo Chile en 2018, según el último informe del uso de energía de los hogares del Ministerio de Energía. Es decir, es el consumo energético de unas 1.608.000 viviendas, si se considera que en promedio cada hogar consumió 8.083 kWh/año’, señala el ministro de Minería Baldo Prokurica.

 

Que la minería comience a incorporar fuentes renovables de energía no es algo de larga data. Hasta hace poco, las energías sostenibles eran más caras que las tradicionales, pero con los avances tecnológicos se ha logrado hacerlas más competitivas. ‘El potencial de energía renovable que tenemos en Chile permitiría abastecer una demanda eléctrica 70 veces más grande que la actual. Avances importantes como este en la minería demuestran que es posible aprovechar estos increíbles recursos renovables para reemplazar fuentes de emisiones contaminantes con una alternativa local, sin emisiones y de alta competitividad’, afirma el ministro de Energía Juan Carlos Jobet.

 

Este avance trae también beneficios en otros ámbitos. ‘Una mayor contratación de energía proveniente de fuentes renovables gatilla un círculo virtuoso, al estabilizar los ingresos de dichas plantas, hacerles por tanto más barato el financiamiento y, con ello, impulsar su mayor presencia en la matriz energética’, señala Nicole Porcile, socia de Anagea Consultores.

Expertos añaden que junto a los beneficios medioambientales, hay económicos. ‘El uso de energía renovable en los procesos productivos mineros permitirá transformar el cobre chileno en un cobre ‘más verde’, el que será cada vez más valorado en los mercados internacionales. En segundo lugar, se reducen los contaminantes locales, mejorando la calidad de vida de los trabajadores. En el caso del hidrógeno, un camión minero puede consumir 2.000 kg de diésel al día, mientras que podría realizar el mismo trabajo con menos de 300 kg de hidrógeno. Por último, un mayor uso de fuentes renovables permite transformarnos en un país más independiente en términos energéticos y tener una estructura de costos más estable y de suministro local seguro’, añade Jobet.

 

Un cobre ‘más verde’ será para Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), un atributo diferenciador en el largo plazo: ‘Creemos que pronto los consumidores de minerales van a comenzar a diferenciar estos commodities según su huella de carbono, privilegiando aquellos con menor impacto. Chile está en la mejor posición para exportar cobre y otros minerales ‘verdes’, con muy bajas emisiones asociadas a su extracción y refinación’.

 

Desde el Ministerio de Minería concuerdan: "Chile ha sumado metodologías para medir la trazabilidad de sus metales en el marco de la cadena de suministro o abastecimiento responsable. Es aquí donde el país tiene una gran oportunidad, ya que a nivel mundial las empresas están interesadas ya que les asegura un producto final de calidad y que se elabora bajo adecuadas condiciones laborales y socioambientales. Por tanto, garantizar esto nos hace más competitivos en la industria mundial, sobre todo con los países que son nuestros principales compradores como China, Japón, EE.UU. y Europa", indica Prokurica.

 

Daniela Desormeaux, socia de SignumBOX Inteligencia de Mercados, agrega que la trazabilidad es relevante en términos de huella de carbono medida en todo el proceso: ‘El propósito principal por el cual los países se han propuesto ambiciosos objetivos en relación a la electromovilidad es reducir las emisiones de gases con efecto invernadero por parte del sector transporte (responsable de entre un 15% a 20% de las emisiones globales de Co2); sin embargo en este contexto no solo es relevante cuánto Co2 emite el vehículo, sino que cuánto se emitió en la producción y fabricación de todos sus componentes, incluyendo el cobre, es decir, la huella completa. Este concepto va más allá: tiene que ver con la trazabilidad completa de los materiales y componentes, que además considera el consumo de agua y temas relacionados con el entorno’.

 

Desafíos en el área

 

La incorporación de energías renovables no está exenta de retos. ‘Son dos los grandes desafíos que tendrá la minería en los próximos años con respecto al uso de la energía. El primero será alcanzar el 100% de uso de fuentes limpias y renovables, no solo en lo que se refiere a energía eléctrica sino también en lo relacionado con sus procesos térmicos (…) El segundo desafío es reducir el uso de diésel al mínimo y sustituirlo por electricidad limpia o hidrógeno producido con electricidad limpia. Esa es una ventaja que tiene Chile y debemos aprovecharla’, señala Finat.

 

Desde Energía recalcan las oportunidades del hidrógeno verde. ‘Vemos la gran oportunidad de utilizar el hidrógeno en los camiones mineros. La minería puede ser un promotor del crecimiento de este nuevo energético en el país, el que tiene el potencial de llegar a ser una industria del mismo tamaño que el cobre. Estamos frente a una tremenda oportunidad país de propiciar un círculo virtuoso entre las que podrían ser dos de las industrias más importantes para el progreso de nuestro país’, sostiene Jobet.

 

Para Nicole Porcile lo logrado hasta ahora es una señal valiosa, pero no suficiente. ‘La buena noticia es que la nueva ley tributaria permite la compensación de emisiones, más allá de los límites del cambio tecnológico y, en ese contexto, emergen tres desafíos: los compromisos de largo plazo con generadores renovables que permitan rentar sus inversiones, la compensación y mitigación de emisiones y el apalancamiento de la minería a otros sectores mediante mecanismos de compensación de emisiones. Un ejemplo podría ser promover las plantaciones forestales que beneficien a comunidades, democraticen los beneficios de la minería, preserven el medio ambiente y contribuyan al cumplimiento de las metas nacionales de reducción de gases de efecto invernadero’, explica.

 

Para Seebach el reto es asegurar un flujo de energía constante durante todo el día. ‘Ahí surgen algunas oportunidades como la capacidad de almacenar energía, como son las hidroeléctricas de bombeo, las centrales termosolares, el almacenamiento eléctrico en baterías de litio y el hidrógeno verde’, dice.

 

Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, añade que la variabilidad del flujo de energía impone un desafío para la operación del sistema eléctrico en términos de respaldo con otras fuentes, funcionamiento de centrales térmicas, mayores inversiones en transmisión y mayor provisión de servicios complementarios.

 

Fuente, El Mercurio

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo