Desafíos Hídricos: Es tiempo de una revolución tecnológica

“Ha llegado la hora de invertir en soluciones tecnológicas que permitan hacer un uso eficiente del agua, considerando el reúso y la búsqueda de nuevas fuentes, así como, cambiar los sistemas productivos de la forma como lo estamos haciendo el día de hoy”.

 

 

 

Dr. Lorenzo Reyes-Bozo

Director Ingeniería Civil Química y del Grupo de Investigación en Energía y Procesos Sustentables

Universidad Autónoma de Chile

Discutir que Chile sufre una megasequía, que los conflictos hídricos han aumentado, que los mercados de agua no están funcionando o que el número de delitos en temas de captura de agua han aumentado, es un ejercicio sin sentido que nubla la búsqueda y desarrollo de nuevas soluciones a la problemática hídrica. Tales eventos, no son más que el reflejo de la disminución física de un recurso, en contraposición al incremento en su demanda en términos de actividades humanas de consumo directo, así como en la producción de bienes y servicios.

 

"En el ámbito de la producción de alimentos, los desafíos ya no son el

cómo se implementa un riego de precisión, sino que, se ha desarrollado

investigación para proveer el recurso a partir de la cosecha de agua de

la humedad atmosférica".

 

En el escenario actual, las proyecciones climáticas exacerban aún más las condiciones del día de hoy, en complemento con el incremento en la frecuencia de eventos extremos de sequías e inundaciones como de olas de calor, en donde los impactos van más allá que la sola provisión de alimentos y seguridad alimentaria, sino que, estos eventos también ponen en riesgo incluso los servicios de abastecimiento urbano. Seguir con el mantra de la desalación, no es más que el reflejo de la ignorancia de transitar ya hacia soluciones que incluso poseen mercado. En el ámbito de la producción de alimentos, los desafíos ya no son el cómo se implementa un riego de precisión, sino que, se ha desarrollado investigación para proveer el recurso a partir de la cosecha de agua de la humedad atmosférica, el fortalecimiento de la agricultura indoor en condiciones controladas, hasta el desarrollo de sistemas de reúso de aguas a baja escala. Estas tecnologías se extienden hasta sistemas de refrigeración modulares y soporte basado en energías renovables.

 

A nivel de la agroindustria, los sistemas productivos han migrado a sistemas indoor, aplicando sistemas de control de variables ambientales, así como la automatización de los procesos de siembra y cosecha. Tales cambios han permitido la transformación del trabajador clásico rural en un profesional de la agroindustria, con mayores capacidades y habilidades, estando más enfocado en el control de procesos que en labores básicas. Esto ha incrementado la productividad y estabilidad en la producción de alimentos, independizándola de la estacionalidad y reduciendo drásticamente el consumo del recurso suelo y agua. Es más, las experiencias israelíes y holandesas reflejan un mejor control de plagas y un uso responsable de fertilizantes y pesticidas. Además, se ha fortalecido el desarrollo rural, mejorando las condiciones de sus comunidades. Si a esto se suma el fortalecimiento de la cadena de frío y la incorporación de sistemas de trazabilidad basados en blockchain, la industria en sí se transformará y evolucionará a un nuevo concepto, dejando atrás lo que hemos hecho hasta el día de hoy.

 

"A nivel de la agroindustria, los sistemas productivos han migrado a

sistemas indoor, aplicando sistemas de control de variables ambientales,

así como la automatización de los procesos de siembra y cosecha".

 

A nivel de la industria inmobiliaria, la incorporación de tecnologías de energía solar y eólica que permiten la independencia eléctrica y térmica de los hogares, hoy se complementan con tecnologías que favorecen la reutilización de aguas grises para el riego o incluso para pequeños cultivos autónomos. En Europa y Asia, se han concretado desarrollos urbanos -villas y ciudades- en donde cada unidad habitacional tiende a la independencia energética e hídrica. Tales avances, incluso cambiarán los modelos de negocio de la industria, orientándolos más a la entrega de servicios que de productos.

 

"En Europa y Asia, se han concretado desarrollos urbanos -villas y ciudades-

en donde cada unidad habitacional tiende a la independencia energética e

hídrica".

 

En línea con esto, la reducción del consumo de materias primas por medio de la circularización de procesos conlleva el incremento en la eficiencia energética como hídrica, exigiendo la transformación digital de procesos que requerirán desde sensoramiento hasta elementos de trazabilidad que unan la producción y el consumidor final, a través de toda la cadena de abastecimiento.

 

Por lo tanto, hay brechas que cubrir para reducir vulnerabilidades más allá de los diagnósticos puntuales, pero que requieren de transferencia y de desarrollos tecnológicos. Hoy, poner los acentos en lo negativo, nos desviará de centrarnos en la búsqueda de soluciones estructurales, sustentadas en ciencia y tecnología, que permitan hacer un uso eficiente del recurso hídrico, considerando la disponibilidad real del recurso y los escenarios futuros de demanda creciente, bajo un escenario de cambio climático con mayores impactos para nuestro país. 

 

"Centrarnos en soluciones estructurales, sustentadas en ciencia y tecnología,

que permitan hacer un uso eficiente del recurso hídrico, considerando la

disponibilidad real del recurso y los escenarios futuros de demanda creciente".

 

Finalmente, ha llegado la hora de invertir en soluciones tecnológicas que permitan hacer un uso eficiente del agua, considerando el reúso y la búsqueda de nuevas fuentes, así como, cambiar los sistemas productivos de la forma como lo estamos haciendo el día de hoy. Es hora de una revolución tecnológica, que permita además, nuevos emprendimientos, la transferencia de tecnología y, de paso, transitar hacia una nueva etapa donde la transformación digital de los procesos sea la base de nuevos tipos de trabajo de mayor valor agregado, apoyado en las nuevas generaciones de una sociedad altamente educada.

 

Colaboración de:


Dr. Lorenzo Reyes-Bozo

Director Ingeniería Civil Química

Director Grupo de Investigación en Energía y Procesos Sustentables

Universidad Autónoma de Chile


Dr. Alex Godoy Faúndez

Director Centro de Investigación en Sustentabilidad y Gestión Estratégica de Recursos

Universidad del Desarrollo



Jean Pereira, Project Manager Water,

Black & Veatch

Reúso de aguas residuales tratadas y desalinización: la fórmula de Black & Veatch en gestión hídrica

 

Ejecutivo explica que en la compañía cuentan con la tecnología para capturar y reutilizar aguas que hayan pasado por algún proceso, disminuyendo de este modo el uso de agua fresca.

Pamela Muñoz, jefa de Ingeniería Hidráulica, Arcadis Chile

Chile requiere infraestructura resiliente para eventos climáticos adversos, como aluviones

 

Especialista en obras hidráulicas indicó que la compañía realiza evaluaciones mediante modelaciones hidrológicas basadas en el Cambio Climático, lo que permite prever que situaciones del tipo aluvional no lleguen a afectar la infraestructura sanitaria.

Corporativos

Estudios de Fraunhofer Chile para desarrollar electromovilidad en la agricultura

“El gas podría sustituir al diésel en transporte pesado urbano y por carretera”

Cargadores ultrarrápidos de ABB pueden abastecer a un bus eléctrico en seis minutos