Actriz María José Prieto se suma a campaña de Oceana y Plastic Oceans para detener la contaminación de plásticos en los océanos

La iniciativa busca impulsar el proyecto que regula plásticos de un solo uso, desechables y botellas. Dentro de los próximos días, la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados y Diputadas comenzará la revisión del proyecto de ley.

Bajo el lema “Miremos el Presente, Cambiemos el Futuro”, la organización de conservación marina Oceana y Plastic Oceans Chile lanzaron la campaña #OcéanosSinPlásticos, esperando la pronta aprobación en la Cámara de Diputados y Diputadas del proyecto de ley que regula los plásticos de un solo uso y las botellas desechables. En un video protagonizado por la actriz María José Prieto*, se busca generar conciencia sobre el grave daño ambiental que la contaminación plástica está provocando en los ecosistemas marinos.

“Ya no basta con saber sobre el problema del plástico en el medio ambiente, la idea de esta campaña es demostrar que existen alternativas, que tenemos tiempo, pero que debemos actuar ahora”, afirmó la actriz. “A través de distintos videos iremos mostrando las formas en que podemos ir reduciendo el uso del plástico y desechables, con la idea de que todos nos sumemos a esta cruzada. Es hora de tomar acción y detener el daño irreversible que los plásticos provocan en los océanos”, agregó María José Prieto.

 

La campaña hace un llamado a repensar el consumo de artículos plásticos innecesarios y reemplazarlos por reutilizables, considerando que el 75% de los desechos encontrados en las playas en Chile corresponden a productos de este material, como botellas, bombillas y envases de plumavit, entre otros.

 

“Estamos frente a un proyecto de ley sobre el cual existe una base de apoyo transversal y que fue aprobado unánimemente en el Senado hace algunas semanas”, señaló Javiera Calisto, directora de la Campaña de Contaminación Marina de Oceana Chile. “Se busca limitar una de las mayores fuentes de contaminación de los mares, impulsando iniciativas como la prevención en el uso de plásticos descartables, la reutilización, además de incentivar el uso de materiales más sustentables y así evitar que este tipo de basura llegue al mar”, agregó.

Bajo el lema “Miremos el Presente, Cambiemos el Futuro”, la organización de conservación marina Oceana y Plastic Oceans Chile lanzaron la campaña #OcéanosSinPlásticos.

Hay que considerar que gran parte de los plásticos desechables llegan al océano, donde se fragmentan en pequeños pedazos, afectando directamente a la fauna marina que los consume y a los humanos que se alimentan de los recursos marinos. Por otro lado, la producción de plástico tiene como materia prima el petróleo, lo que contribuye a aumentar los gases de efecto invernadero, incidiendo directamente en el cambio climático.

Desde Plastic Oceans Chile advierten que el plástico puede generar daños en la fauna marina, “provocando daños funcionales en las especies que lo ingieren, lesiones físicas, pérdida de la regulación interna, estrés hepático, alteraciones endocrinas, como también diversos daños celulares, incluidas respuestas inflamatorias agudas”, afirmó Camila Ahrendt, Directora Científica de Plastic Oceans Latinoamérica. “En cuanto al tamaño, cuanto más pequeña sea la partícula de plástico, mayor es la disponibilidad y probabilidad de ser ingerida y traspasada a organismos más grandes”, añadió.


El proyecto de ley


El pasado 8 de julio, el Senado aprobó de manera unánime el proyecto de ley que regula los plásticos de un solo uso, desechables y botellas plásticas, el que fue presentado por un grupo transversal de senadores a partir de un trabajo conjunto realizado con Oceana Chile y Plastic Oceans Chile. Este estudio desarrolló una línea de base sobre la situación de los plásticos en Chile e incluyó un análisis de legislaciones de otros países en esta materia.

A raíz de dicho informe, se presentó el proyecto de ley que busca limitar la generación de productos desechables y regular los plásticos, especialmente aquellos que son pequeños y que se descartan luego de unos pocos minutos de uso, los cuales, por su bajo valor económico y su alto costo de recolección y clasificación, no se reciclan.


La norma propuesta está dirigida a establecimientos que expenden alimentos como restaurantes, cafeterías, cocinerías y otros locales que sirvan comida preparada o bebestibles, los cuales deberán ofrecer productos reutilizables como loza, madera, vidrio o similares. En el caso de negocios que vendan alimentos para llevar, deberán entregar desechables distintos al plástico como por ejemplo, aluminio, papel, cartón o plásticos desechables certificados.


Entre los productos regulados se encuentran vasos, tazas, tazones, cubiertos, mezcladores, palillos, pocillos, bombillas, platos, cajas, copas, sachets, individuales, envases o bandejas de comida preparada y tapas que no sean de botellas.

La ley busca regular exhaustivamente las botellas plásticas desechables e incentiva el uso de botellas retornables para así complementarse con la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Se establece que, tanto los grandes supermercados como el comercio electrónico, deberán ofrecer botellas retornables a los consumidores, mientras que las desechables únicamente serán permitidas siempre y cuando contengan material reciclado que se recolectó en Chile. Además, el porcentaje de material reciclado en las botellas deberá aumentar de manera progresiva, partiendo con un 25% en 2025 para llegar al 70% en 2050.

La iniciativa legal, una de las más ambiciosas del mundo y que cuenta con el apoyo transversal de distintas bancadas y del Ministerio del Medio Ambiente, entraría en vigencia progresivamente en un plazo de tres años luego de su aprobación.


*Este material fue grabado cuando aún no llegaba el COVID 19 a Chile

Fuente, Oceana

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo