Ministra Schmidt destaca alto ingreso de proyectos de energías renovables al SEA por sobre otras industrias

Se trata de proyectos que pueden materializarse o no, dependiendo de una serie de factores. Pero el número da cuenta de una intención de los desarrolladores, que en el Ministerio del Medio Ambiente toman como una señal positiva.

“Vamos a tener bastantes inversiones en energías renovables no convencionales, que son claves. Vamos a seguir viendo con fuerza proyectos de energías renovables que entren al SEA. Esto es un tema que se viene acelerando con la crisis”, aseguró la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, en un artículo del diario Pulso.


 TE PUEDE INTERESAR: 


La aseveración corresponde tras revisar los proyectos ingresados por industria, de los cuales la mayor parte son de energías renovables, que representaron el 47% (259 iniciativas), lo que se traduce en US$21,4 mil millones. Bastante por debajo están los inmobiliarios (72), mineros (45) y de saneamiento ambiental (40).

 

Se trata de proyectos que pueden materializarse o no, dependiendo de una serie de factores. Pero el número da cuenta de una intención de los desarrolladores, que en el Ministerio del Medio Ambiente toman como una señal positiva.

“Hemos estado haciendo un trabajo de aplicar la máxima rigurosidad en todos los procedimientos ambientales. Vemos que esto está dando buenos frutos. En un momento tan difícil como el que estamos viviendo en el país, algunos datos son bastante sorprendentes”, complementó la ministra.

 

El proyecto que representa la mayor inversión (US$4 mil millones) es energético y pertenece a Andes Green Company. Consiste en una central solar fotovoltaica y una de concentración solar de potencia.

Otro gran proyecto ingresado fue el Puerto Exterior San Antonio, de la Empresa Portuaria San Antonio (Epsa). La inversión estimada de la obra es de US$3.500 millones. Por último, el proyecto Condominio Praderas de Talca, que también entró en el primer semestre a tramitación ambiental y que contempla una inversión de US$1.100 millones.

 

Agilización de procesos


Respecto al término de los procesos de evaluación, durante el primer semestre se evaluaron 211 proyectos, lo que se traduce en solo una pequeña baja en relación al mismo período del año previo (4%). Desde el Gobierno se valora lo anterior, puesto que las condiciones son bastante distintas a las de 12 meses atrás, teniendo en cuenta que la realización de reuniones y, en general, actividades presenciales, se ha complejizado, sobre todo en comunas con cuarentena.

 

La ministra de Medio Ambiente explicó que han estado trabajando fuertemente con el SEA para agilizar procesos administrativos y aplicar nuevas tecnologías digitales, de manera de hacer más eficiente la evaluación ambiental. Los tiempos de tramitación se han reducido de manera relevante, puesto que en 2017 una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) se demoraba 328 días y en los últimos meses tarda, en promedio, 258 días.

“El Covid vino a adelantar un trabajo que ya llevábamos viendo hace bastante tiempo y tiene directa relación con dar cumplimiento a la ley de transformación digital del Estado”, dijo Schmidt.

 

Fuente: Pulso

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo