Holanda pone en marcha la primera planta solar flotante del mundo en mar abierto

La energía solar en alta mar es una forma nueva y sostenible de generar energía limpia porque no ocupa espacio en tierra y es la manera de hacer que muchas regiones costeras, islas y ubicaciones remotas sean sostenibles.

Oceans of Energy ha instalado con éxito los primeros módulos de la primera planta fotovoltaica flotante offshore del mundo en el Mar del Norte holandés. Desde noviembre, el sistema ya ha sobrevivido a las primeras tormentas de invierno en un mar conocido por sus aguas turbulentas.

Allard van Hoeken, fundador y CEO de Oceans of Energy.

“Estoy muy orgulloso de la instalación de los primeros módulos de la planta solar flotante en el Mar del Norte. El primer sistema solar en mar abierto del mundo ahora es una realidad, lo que nos convierte en pioneros en la generación de energía solar en alta mar. Se necesita generación de energía limpia sin necesidad de usar tierra, tanto ahora como en el futuro «, dice Allard van Hoeken, fundador y CEO de Oceans of Energy.

Tierra escasa, mar abundante

 

La energía solar en alta mar es una forma nueva y sostenible de generar energía limpia porque no ocupa espacio en tierra y es la manera de hacer que muchas regiones costeras, islas y ubicaciones remotas sean sostenibles. Sin la energía solar en alta mar, por ejemplo, no será posible que la demanda total de energía en los Países Bajos sea proporcionada por las energías renovables debido a la falta de espacio terrestre. Incluso en los mejores escenarios, la suma de la energía solar y eólica terrestre junto con el escenario máximo para la energía eólica marina no alcanzará la mitad de la demanda total de energía, según estudios de Oceans of Energy.

 

La energía solar en alta mar puede abastecer la mitad de la demanda total de energía holandesa mientras utiliza menos del 5% del Mar del Norte holandés. También es importante destacar que ese 5% del espacio marino se puede encontrar dentro de los parques eólicos marinos existentes o planificados.

 

La energía solar en alta mar ofrece grandes ventajas cuando se utiliza la misma área marina que los parques eólicos en alta mar, ya que se genera 5 veces más energía en la misma área del espacio marino. Además, el sol y el viento juntos ofrecen una fuente de alimentación más estable y continua cuando los inviernos tienen más viento que sol, mientras que los veranos son más soleados. Otras sinergias surgen a través del uso colectivo de componentes como la conexión de la red a la tierra, mantenimiento y trabajos de instalación. Se espera que la energía solar marina alcance el mismo nivel de costo que la energía eólica marina.

 

“El primer paso se ha dado, las plataformas solares están flotando en el Mar del Norte y ya han sobrevivido a varias tormentas fuertes. Nuestro próximo objetivo es expandir la planta a 1 MW, ya que el sistema modular está diseñado de tal manera que podamos hacer crecer las instalaciones hasta 100 megavatios o más”, dice van Hoeken. “Al tener el primer sistema solar en alta mar en funcionamiento en uno de los mares más agitados del mundo, esperamos tener un impacto positivo global. Actualmente estamos avanzando hacia la siguiente fase, la fase de mejora. Ahora estamos aumentando las inversiones requeridas «.

 

El proyecto ‘Zon op Zee (Solar en el mar)’ arrancó en 2017, con la participación de seis empresas y organizaciones de investigación holandesas, entre las que destacan TNO, MARIN, ONE-Dyas y Oceans of Energy. Este grupo de empresas comenzó con el desarrollo, la construcción, las pruebas y la operación del primer sistema solar flotante en mar abierto del mundo. Los primeros 8,5 kW del sistema modular ya se han instalado en el Mar del Norte, y ahora se ampliará a un sistema piloto de 50 kW que estará operativo durante un período de prueba de un año.

 

Reporte, El Periódico de la Energía

 

Corporativos

Estudios de Fraunhofer Chile para desarrollar electromovilidad en la agricultura

“El gas podría sustituir al diésel en transporte pesado urbano y por carretera”

Cargadores ultrarrápidos de ABB pueden abastecer a un bus eléctrico en seis minutos