Agua, el elemento clave en la solución energética del futuro

“En casos donde el hidrógeno se ocupa como combustible para vehículos ligeros o de alto tonelaje, éste entrega como producto energía y agua, la que a su vez y dependiendo de los sistemas de captura que posean los equipos, permite o reutilizar un agua altamente pura o devolver el recurso a su ciclo”.

Andrea Moraga Paredes

Directora H2 Chile

Dos partes de hidrógeno y una de oxígeno; agréguele interacciones electrostáticas y obtendrá la molécula más importante y versátil para la humanidad: agua. No sólo es vital para el consumo humano y para sustentar toda vida animal y vegetal en el planeta, sino que también puede ser usada como refrigerante, almacenaje (en forma de iceberg) y materia prima fundamental para casi todas las industrias. Adicionalmente, hoy se suma una nueva forma de uso a un sector del que ya ha sido parte hace larga data, como es el de la generación de energía. 


Si bien el aprovechamiento de la hidroelectricidad ha sido el motor de desarrollo en diversos países, las sequías y otros fenómenos climatológicos ha llevado a los profesionales del rubro a redoblar los cálculos y proyecciones para asegurar el suministro a la población. Sin embargo, la irrupción de tecnologías más baratas (en comparación con una represa) y el potencial de generación eléctrica desde fuentes renovables no convencionales (ERNC) le han dado un giro al uso del agua como vector energético. Este giro es su uso como insumo para la generación de hidrógeno verde a partir de electrólisis, lo cual nos hace pensar si esta nueva modalidad de obtención de energía beneficiará o perjudicará el ciclo de este preciado bien en nuestro país.


“En el proceso de electrólisis se requieren teóricamente 9 litros de agua para obtener 1 kg de H2, el cual aumenta entre un 50% a un 80% dependiendo del proveedor de tecnología elegido”


Para eso debemos tener en cuenta que en el proceso de electrólisis se requieren teóricamente 9 litros de agua para obtener 1 kg de H2, el cual aumenta entre un 50% a un 80% dependiendo del proveedor de tecnología elegido. Viéndolo de esta forma, el proceso sólo consume agua; y se suma a otros procesos de alto consumo, como el sector agrícola que utiliza un 72% del uso consuntivo de agua o la industria minera con un 7% del uso consuntivo del agua (datos primer informe mesa nacional de agua, 2020).No obstante, para poder cubrir el actual consumo nacional de gas natural, gas licuado, gasolina y diésel, se requeriría utilizar sólo el 0,6% del mismo uso consuntivo. En casos donde el hidrógeno se ocupa como combustible para vehículos ligeros o de alto tonelaje, éste entrega como producto energía… y agua, la que a su vez y dependiendo de los sistemas de captura que posean los equipos, permite o reutilizar un agua altamente pura (del orden de conductividad por debajo del 1μS/cm) o devolver el recurso a su ciclo. Este mecanismo no se ve en ninguna industria de forma “natural”, sin hacer uso de plantas de tratamiento u otros sistemas de manejo hídrico, dando una ventaja en este sentido a la producción de hidrógeno verde como catalizador de la transición energética sustentable.


“Una carga promedio en una lavadora de 10 kg emplea aproximadamente 95 litros de agua, por ciclo de lavado, equivalente a aproximadamente 2 estanques llenos de H2 para modelos de vehículos como el Toyota Mirai con el que se puede ir y volver desde Santiago a Viña del Mar”


¿Aún con dudas sobre el uso hídrico para la producción de H2? Pensemos en el siguiente ejemplo: una carga promedio en una lavadora de 10 kg emplea aproximadamente 95 litros de agua, por ciclo de lavado, equivalente a aproximadamente 2 estanques llenos de H2 para modelos de vehículos como el Toyota Mirai con el que se puede ir desde Santiago a Viña del Mar, ida y vuelta, con algo de reserva para el uso en la semana. Estas ventajas tienen que seguir siendo desarrolladas e incluso extrapoladas como motor energético de comunidades alejadas de los centros de desarrollo, como el altiplano, las islas, o las zonas más australes de nuestro país. Gracias a esto, se puede ver a este vector no sólo como un elemento energético, sino que también como un descentralizador regional que permitirá llevar la potencia y ventajas de tener energía en cualquier parte donde tengamos energía renovable disponible.

Seminarios y Congresos

Corporativos

Acciona realiza demostración de su plataforma GreenChain con la que certifican en tiempo real la trazabilidad de la energía renovable contratada por sus clientes

La estrategia de Black & Veatch para impulsar una industria de agua sustentable y de largo plazo