Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Materiales de construcción a partir de cenizas de termoeléctricas

“La industria no ha generado una estrategia común, coordinada y sistematizada para promover en Chile y en todos los rincones su amplio trabajo, sus impactos positivos y negativos, su diario vivir: nuevamente volvemos al cómo, el dónde, el qué y el para qué”.

 

Publicado el 14/06/2017

 

La industria minera tiene una gran deuda y tarea pendiente que arrastra históricamente: La transferencia de información respecto a su quehacer a toda la ciudadanía. Chile es un país minero, pero los chilenos no tienen a la minería en su corazón, no se identifican como tales, no tienen información cercana respecto al cómo, el dónde, el qué. La industria no ha realizado los esfuerzos necesarios y carecen de una estrategia tanto particular como común para acercar la minería a la ciudadanía. Solo existen pequeños esfuerzos poco productivos para promover su accionar a las comunidades donde tienen su impacto,  pero considerando esta relación como compensatoria más que virtuosa basada en el conocimiento.

 

Existe percepción de que somos un país próspero gracias a la minería, que somos una nación  que gracias al cobre impacta las arcas del presupuesto nacional, existe interés en el sector por su alta rentabilidad laboral, pero no existe un real conocimiento de la industria, de sus procesos, de sus impactos y de su valor. Existe una percepción dura de la industria que hay que cambiar informando a la ciudadanía. Esto permitirá conocimiento de las comunidades cuando se concreten los proyectos,  lo que repercutirá positivamente en el desarrollo de las inversiones, eso es ineludible.

 

Con envidia he visto durante años estrategias de comunicación conjuntas de distintas industrias,  como la de los productores de palta, la industria del huevo o la reconocida campaña “Toma Leche” del sector lácteo. Sendas campañas comunicacionales para promover los beneficios nutricionales de los alimentos. ¿Y la minería? ¿Dónde ha estado la industria coordinando una campaña nacional para promover los beneficios de existir?

 

Este diagnóstico se reafirma en el trabajo realizado por  el trabajo multiinstitucional denominado el Roadmap Tecnológico que busca identificar los desafíos de la minería delineando una hoja de ruta al 2035. Este trabajo identifica los graves problemas de difusión de la información, y cito: “Diversas entidades nacionales  generan información cuprífera: COCHILCO, SONAMI, Consejo Minero, Ministerio de Minería, Cesco, Sernageomin, Departamentos de Ingeniería de minas, Centros de Estudios Mineros de varias  Universidades, Institutos de Ingenieros Mineros, entre otros. En Resumen, hoy hay abundante información minera: pero ¿cuánta de esta información conoce la gente? ¿Quién tiene la responsabilidad de reducir el nivel de ignorancia (minera) de los líderes de opinión y de la ciudadanía en general? En breve, los chilenos no ven el elefante de cobre que está parado en la mesa del comedor.

 

La información genera valor productivo a la industria. Si los ciudadanos conocen el macro y el micro significado del que hacer minero, cuando se avance o se concreten los proyectos, la comunidad tendrá un mínimo conocimiento de lo que estamos hablando, la ignorancia (minera) en los proyectos genera incertidumbre, equivocadas percepciones y el nacimiento de grupos de interés que intencionalmente pueden generar apreciaciones equivocadas, limitadas o enfocadas en un interés particular que afecte el proyecto.

 

Soy optimista en el futuro, existe consenso en los CEOs de las grandes compañías, que en la última conferencia mundial del cobre, concordaron que se requería un esfuerzo común en promover y transferir el conocimiento de la minería a la ciudadanía, y que ningún proyecto es viable sin la participación activa de las comunidades.

 

En conclusión, mi apreciación, es que existe una baja percepción o cariño de los chilenos por la actividad y creemos que estos esfuerzos de promover e instalar sentido de pertenencia en la población (jóvenes, niños, adultos, chilenos y chilenas);  son sin duda esfuerzos que complementarios a otros actores y variables de la industria, deberían sumar en otorgarle mayor valor y prestigio. Creemos que la Fundación Minera de Chile puede cumplir  un rol realmente significativo, que es reunir esfuerzos para transferir el conocimiento de la minería a la comunidad, y en consecuencia, generar valor a la industria y al país. A eso los invito.

 

 

Transferencia de conocimiento como valor sostenible

<
< >
< >
<