PORTADA

Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Materiales de construcción a partir de cenizas de termoeléctricas

El verano pasado será recordado como uno de los más trágicos del país en el tema de incendios forestales. El presidente de CORMA, Fernando Raga, realiza un balance a dos meses de la emergencia.

(Corma - 05/04/2017)

 

Para el presidente de CORMA, Fernando Raga, lo más lamentable de los incendios forestales  producidos en enero pasado, son las 11 personas que fallecieron en la emergencia, el daño a la flora y fauna, la cuantía  de bosques quemados y las numerosas viviendas afectadas en distintas regiones del país.

 

En relación a las más de 460 mil hectáreas afectadas, deja en claro que la situación aquejará por largo tiempo la fertilidad del suelo y que es indispensable la restauración y reforestación de las áreas que quedaron desprovistas. Lo anterior, se suma a los daños experimentados por las industrias madereras, principalmente medianas y pequeñas.

 

A dos meses de la emergencia, el presidente del gremio forestal, hace un análisis de lo ocurrido y los desafíos que vendrán.

 

¿Qué iniciativas proyecta impulsar CORMA para afrontar esos desafíos?

 

Estamos analizando en conjunto con CONAF las medidas de prevención que incluiremos en las mejores prácticas, como consecuencia de la información y aprendizaje obtenido de esta catástrofe y la evidencia de que si ya existió algo así, podría producirse de nuevo. También revisaremos la disponibilidad y tipo de recursos de combate necesarios para enfrentar este tipo de amenazas; teniendo claro que estas catástrofes, bajo condiciones excepcionales como las de este año,  se producen incluso en países con muchos más recursos que el nuestro. Estamos trabajando en programas para difusión de buenas prácticas principalmente a medianos y pequeños forestadores, y en un ambicioso programa de prevención de incendios de interfaz urbano - rural, en conjunto con agencias del Estado.

 

En el tema de interfaz, hay muchas casas rurales y sectores urbanos  que se establecen sin ningún control. También en muchos casos hubo deficiencias en la mantención de cortafuegos o inexistencia de éstos. Claramente hay un déficit en el cumplimiento y fiscalización, tanto en la zona forestal como en la urbana. Una de las enseñanzas de esta catástrofe es que no disponemos de programas completos  de prevención de incendios de interfaz en todos los municipios que lo requieren. Por ello, estamos desarrollando con CONAF y otros servicios del Estado un proyecto cuyo objetivo es que todos los municipios con este tipo de riesgo cuenten con programas operativos de prevención de incendios de interfaz, donde la fiscalización debe cumplir un rol fundamental.

 

Leer noticia completa aquí

Los desafíos del sector forestal, a dos meses de la emergencia