PORTADA

Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Materiales de construcción a partir de cenizas de termoeléctricas

La exitosa fórmula que ha puesto en marcha Chilenter para mitigar el crecimiento de chatarra electrónica: reciclaje, reacondicionamiento e inclusión social

Según cifras de la universidad de las Naciones Unidas (2014), cada chileno genera en promedio 9,9 kilos al año de residuos de  aparatos eléctricos, lo que ubica a nuestro país en el primer lugar a nivel Latinoamericano en la generación de estos desechos. Sin embargo, esta organización  ha logrado reacondicionar sobre 85 mil equipos computacionales y procesar más de 1600 toneladas de residuos electrónicos, convirtiéndose en la única entidad en el país que además de reciclar,  reutiliza y alarga el ciclo de vida de estos aparatos.

 

Reporte Sostenible, 17/05/2017

 

La permanente renovación de equipos electrónicos  y el consiguiente incremento de desechos de los mismos, producto de su obsolescencia, han dado paso a por lo menos tres incógnitas: qué hacer con los residuos de aparatos eléctricos (RAEE), cómo manejar el impacto en el medioambiente y cómo encausar esta realidad de una manera socialmente sustentable.

 

En tal sentido, Fundación Chilenter parece haber dado con una fórmula que les ha permitido enfrentar estas interrogantes con singular éxito, y de paso, convertirse en la única organización en Chile que además de reciclar, (tarea que comenzó hace 8 años) también se ha dedicado a reacondicionar estos aparatos para luego donarlos a establecimientos educacionales, los que ya suman sobre 10 mil; y a más de 3.500 organizaciones sociales, aportándoles con equipamiento reacondicionado que antes estaban destinados a abultar y contaminar con sus componentes los rellenos sanitarios.

 

“En la fundación hemos asumido la responsabilidad de aplicar la jerarquía de valorización de los residuos de la mejor forma, es decir, nos esforzamos por reacondicionar los residuos electrónicos y, si estos no pueden ser reacondicionados, se reciclan según el tipo y valor. Hay que recordar que junto con la reducción, el reacondicionamiento es la forma más eficiente en términos ambientales de valorizar los residuos” explica Irina Reyes, directora ejecutiva de la fundación.

 

Y agrega que la aspiración que los motiva es “aportar a la sociedad donde la tecnología sea un medio efectivo y sustentable para la inclusión y desarrollo de las personas”, por lo que los esfuerzos durante sus 15 años de existencia, se han centrado en llegar a miles de chilenos que se encontraban en la periferia de la tecnología: “Hemos entregado herramientas concretas para desarrollar habilidades cada vez más necesarias en la sociedad actual, que también son un aporte para mejorar la calidad de vida.  En el caso de las organizaciones sociales, al momento de priorizar las entregas gratuitas de equipamiento computacional, Chilenter pone el foco en cuatro grupos prioritarios: adultos mayores, personas en situación de discapacidad, pueblos originarios y mujeres emprendedoras”, agregó la ejecutiva.

 

El manejo del impacto medioambiental es otro gran aporte que esta metodología ha generado, pues, según argumenta la líder de la organización, “la reutilización tiene un impacto mayor en el medioambiente, sobre todo en la reducción de emisiones, que el reciclaje. El uso de mil computadores reacondicionados versus mil equipos nuevos, genera un ahorro de 883 toneladas de CO2, lo mismo que se mitigaría si plantamos 20.751 árboles, o si cambiáramos 28.433 ampolletas tradicionales a las de ahorro de energía, y lo equivalente al consumo anual de 118 casas.

 

Si llevamos ese cálculo a los 85 mil equipos que hemos reacondicionado y entregado en nuestra historia, tendríamos que el uso de esos computadores reacondicionados (en vez de usar nuevos), equivalen al ahorro de 75.055 toneladas de CO2 en el ambiente, lo mismo que se evitaría al plantar 1.763.973 árboles; o al cambiar 2.416.771 ampolletas normales a las de ahorro de energía; o al consumo energético anual de 10.057 hogares”.

 

Trabajo Colaborativo

Chilenter se caracteriza por fomentar el trabajo colaborativo entre todos los sectores. De hecho, la fundación recibió un reconocimiento en el Foro O2O de la APEC el año pasado, como “Mejor proyecto de economía colaborativa”. En ese contexto -explican-, han tenido muy buenas experiencias con las empresas, quienes se han interesado tanto en el aporte social de la entrega de computadores, como también en el reciclaje, según lo define la ejecutiva: “Tenemos grandes colaboradores en la banca, quienes desde hace años nos entregan sus residuos electrónicos, como Banco de Chile, Santander o Banco Estado. Con este último además hemos realizado entregas conjuntas a organizaciones sociales de todo el país. También hemos desarrollado proyectos específicos, como la habilitación de laboratorios digitales en colegios técnicos o la capacitación de artesanas en Neltume, comuna de Panguipulli, con Latam. Como se ve, nosotros hemos sentido el interés del sector privado no sólo en que sus residuos tengan un final sustentable, sino además en ir más allá en su aporte”. RS

<
< >
<