PORTADA

Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Materiales de construcción a partir de cenizas de termoeléctricas

La iniciativa está en fase de mediciones de las propiedades térmicas del subsuelo, cálculo de la carga térmica y demanda de calor. Con este proyecto, desarrollado por el Centro de Energía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, y el Centro de Excelencia de Geotermia de los Andes, se pretende proponer una alternativa sustentable que contribuya a la disminución de los altos índices de contaminación de la Región de Aysén, y los elevados costos de producción de alimentos.

 

Reporte Sostenible, 14 de junio, 2017

 

Chile, según la Corporación Andina de Fomento (2013), es uno de los países con mayores consumos de leña en la región, siendo el segundo país con mayor índice de consumo por habitante, indicador que considera el uso para cocina y calefacción. Debido a esto, uno de los grandes problemas medioambientales observados en las ciudades del sur del país se relaciona con los  altos niveles de contaminación atmosférica asociados al uso masivo de leña para la calefacción residencial, la que en general posee altos niveles de humedad, lo que aumenta las emisiones de material particulado por combustión.

 

Por otra parte, se observa una condición de aislamiento en las zonas del extremo sur del país, que genera un acceso limitado a productos agrícolas, los que, debido a las condiciones climáticas, no se pueden producir localmente. Es por esto que los productos agrícolas de la zona tienen una fuerte dependencia de las importaciones y, por consiguiente, mayores costos y mayor huella de carbono que una solución local con energía renovable.

 

En este contexto, el Centro de Energía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (CE-FCFM), en conjunto con el Centro de Excelencia de Geotermia de los Andes (CEGA), han propuesto un proyecto basado en la Estrategia Regional de Consumo y Producción de Sostenibles (CPS) en zonas rurales de Chile.

Esta iniciativa utilizará energía geotérmica de forma directa permitiendo mejorar las condiciones de vida de una comunidad de manera sustentable y establecer un sistema socio-técnico resiliente.

 

Según explica Manuel Díaz, investigador encargado del proyecto, la idea consiste en la construcción de un sistema de secado de leña y un invernadero en la región de Aysén.

Esta localidad, ubicada en el extremo sur del país, posee una fuerte dependencia de las importaciones de productos agrícolas, debido a adversas condiciones climáticas, y registra uno de los consumos per cápita más altos de leña del país, cuya capital regional, Coyhaique, fue declarada por la OMS en el 2016, como la ciudad más contaminada de todo el continente americano.

 

Por  una parte –agrega–, se propone desarrollar un modelo de negocio para el comercio de leña seca, que debe ser sostenible y adecuado a las necesidades de las economías locales y por otra, un modelo para el comercio de las hortalizas y productos agrícolas que se produzcan en el invernadero.

 

Se espera que el diseño del secador permita establecer una solución escalable en el futuro, que podría servir a los involucrados en la cadena de valor de la leña de la zona, a través de un modelo de negocio apropiado a las economías locales. Esto beneficiaría tanto a los clientes, como a los comerciantes y a los que proporcionen el servicio de secado. A su vez, la construcción del invernadero entregará una solución para los comerciantes agrícolas y consumidores de la localidad, lo que reduciría los costos de producción mediante el cultivo local, en comparación con la actualidad, donde existe una alta participación de productos importados de otras regiones, especialmente en invierno. Del mismo modo, disminuirá la huella de carbono de los productos agrícolas utilizados, al reducir el transporte de éstos a las áreas involucradas.

 

 

 

 

 

En Aysén desarrollan inédito proyecto geotérmico para secar leña y aumentar temperatura de invernaderos  

 

Noticia relacionada: En Coyhaique firman acuerdo que  

impulsa recambio de calefactores en sector comercial

 

Desde el punto de vista de la solución técnica propuesta,  el  sistema de climatización está compuesto por un intercambiador de calor subterráneo acoplado a una bomba de calor geotérmica. Este sistema complementa la energía del subsuelo con electricidad, aumentándola de 5°C a 45°C, siendo capaz de producir hasta 4 watt termales por cada watt eléctrico consumido. La bomba de calor traspasa esta energía a termo ventiladores distribuidos al interior del invernadero, los que permitirían que el aire circule manteniendo el invernadero a 18°C a pesar del frío del ambiente. En este caso, se aprovechan los recursos geotermales existentes en cascada, es decir, con el calor remanente del secado de leña, se mantiene la temperatura requerida por el invernadero.

 

CEGA ha desarrollado análisis previos de los recursos geotérmicos disponibles en la zona a través de exhaustivos trabajos de prospección del  terreno, acumulando una importante experiencia del equipo, junto con el involucramiento previo con los actores locales.  Ello será clave en las actividades de selección y capacitación de operadores y  técnicos surgidos de la propia comunidad, con el fin de lograr un modelo de operación y mantenimiento de los equipos geotérmicos, a través de cursos y alianzas con universidades de la zona.

 

Otro tema fundamental corresponde a la sostenibilidad del proyecto, el cual se logrará a través de un robusto desarrollo del modelo de negocios, que abarque la identificación de instrumentos económicos y fondos para financiar los principales costos. A través de la participación de autoridades locales se asumirá el desafío de continuidad una vez realizado y finalizado el piloto. Junto a la propuesta de modelo de negocios, enfocada en consumos y producciones a pequeña escala, se incluyen externalidades positivas, como la solución a problemas ambientales y económicos mediante el uso de recursos y tecnologías renovables y sostenibles. Además, se propondrá identificar incentivos para promover y repetir estas prácticas, con el fin de lograr una replicabilidad de los modelos y una sostenibilidad tanto operacional como productiva y económica a lo largo del tiempo.

 

Todos los puntos anteriores implican un involucramiento de la comunidad con el proyecto, el que se pretende alcanzar en instancias de participación, como lo son las actividades de levantamiento de perfiles de los miembros de la comunidad, compromiso de roles en los sistemas (productivos, operativos y de ventas), capacitaciones asociadas a los roles asumidos, además del trabajo en conjunto con otros actores locales y nacionales en las actividades de educación y divulgación del piloto. Para ello es clave el rol del Centro de Energía y su experiencia en co-construcción de soluciones tecnológicas junto a las comunidades involucradas e interesadas en ellas. RS

<
< >
< >
<