EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

En una decisión inédita y sin precedentes, cuatro países han anunciado que en los próximos años prohibirán la venta de vehículos propulsados por combustibles para impulsar tecnologías con cero emisiones. Mientras Holanda y Noruega se pusieron como meta que todos los automóviles nuevos que se vendan sean eléctricos a partir de 2025, y Alemania e India adoptaron el desafío de hacerlo el 2030, este tipo de políticas sólo dejan de manifiesto que en el mundo está existiendo una transición radical de las ciudades y del transporte hacia una movilidad eléctrica.

 

Por Alberto Escobar

Secretario General de la Agrupación de Movilidad Eléctrica de Chile

 

Reporte Sostenible, 04 de junio, 2018

 

El futuro del transporte será más eléctrico, y como sociedad debemos estar preparados para que esta modalidad se materialice de la manera más eficiente posible. Los autos eléctricos llegaron para quedarse y se han transformando en un pilar fundamental en el diseño de las ciudades del futuro, que hoy están apuntando hacia una movilidad cada vez más eléctrica, conectada, autónoma y compartida.

 

Pese a la suspicacia y aprensiones de muchos, los autos eléctricos cuentan con numerosas ventajas en relación a los de combustión, al no tener emisiones de gases contaminantes y a que no generan ruido. Además, son cuatro veces más eficientes, lo que permite que tengan costos operacionales más bajos, convirtiéndolos en una alternativa altamente competitiva y limpia, tanto para el transporte público como privado. También, ayudan a cambiar los malos hábitos de conducción, debido a que este tipo de vehículos tienen una autonomía limitada y requieren de una mayor planificación que uno convencional. De esta forma, se dice que son autos que se manejan de una manera más inteligente, pues hay que estar permanentemente en conocimiento de las distancias que hay entre los destinos.

 

No obstante ello, ya existen marcas que se encuentran trabajando en modelos de mayor autonomía y potencia para convencer a aquellos que son más leales a los automóviles a combustión. Adicionalmente, su precio está bajando significativamente y el valor de las baterías está reduciéndose a una tasa de 8% anual, lo que ha permitido masificar su presencia dentro del parque automotor mundial.

 

En diez años o antes, la diferencia en el precio entre un auto de este tipo y uno convencional va a ser muy baja. Se proyecta que en ese lapso el 40% del parque vehicular será eléctrico.  Su presencia provocará tener ciudades extremadamente silenciosas, más limpias y con una calidad de vida superior a lo que estamos acostumbrados. La electricidad en los vehículos es una tecnología que existe, que es real, que funciona, que es muy eficiente y que predominará en el futuro de la movilidad urbana.

 

Columna de Alberto Escobar

Secretario General de la Agrupación de Movilidad Eléctrica de Chile

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las ventajas competitivas de los (vehículos) eléctricos

<
< >
< >
<