EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

Tres nuevos proyectos en el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) aprovecharán la energía geotérmica para promover nuevas aplicaciones de almacenamiento de energía como parte de la Iniciativa de Modernización de la Red del Departamento de Energía de Estados Unidos. Los proyectos, que han sido financiados recientemente, explorarán los usos no convencionales de las tecnologías geotérmicas para mejorar la confiabilidad, la resistencia y la seguridad de la red.

 

 

Reporte Sostenible, 07 de noviembre de 2018

 

La Oficina de Tecnologías Geotérmicas del Departamento de Energía anunció ocho nuevos proyectos a través de la Llamada del Laboratorio Beyond Batteries, de los que el Laboratorio liderará dos y apoyará otro.

 

El primero de los proyectos se titula “Tecnología CAES alternativa que utiliza pozos de gas no convencionales agotados y almacenamiento de energía térmica  subsuperficial”. Según explican, convencionalmente, el almacenamiento de energía de aire comprimido usa el exceso de electricidad para comprimir el aire en cavernas de sal subterráneas. Cuando la demanda eléctrica crece, esta energía se puede liberara través de una turbina para proporcionar electricidad.

 

Se trata de una tecnología rentable, según explican, pero pocas ubicaciones poseen las características geológicas necesarias. Este proyecto dirigido por NREL explorará el uso de una característica más común, que son los pozos de gas de esquisto no convencionales agotados. El proyecto considerará almacenar aire comprimido en los pozos agotados y estudiará cómo almacenar el calor residual del proceso de compresión subterráneo para mejorar la eficiencia general.

 

Edificios de Energía Casi Nula

 

El segundo de los títulos es “Explorando el papel de la geotermia en la mejora de las comunidades netas de clima frío”. En él, se explica que cada vez más comunidades producen tanta energía como consumen. Se trata de comunidades que dependen de grandes cantidades de energía solar fotovoltaica . El problema se encuentra en los climas fríos, como Alaska, donde la mayor demanda de calefacción y la luz solar limitada durante gran parte del año hacen que la energía cero sea una meta más difícil.

 

La energía geotérmica, que produce electricidad y calor, podría ser una solución este tipo de comunidades. Este proyecto estudiará la viabilidad de unir la tecnología geotérmica con el almacenamiento de energía para proporcionar energía financieramente viable, confiable y resistente a comunidades de energía cero en climas fríos.

 

Mantener la estabilidad de la red

 

Por último, “Planta de energía híbrida geo-solar con almacenamiento de energía térmica subsuperficial para aumentar la capacidad de distribución de la planta geotérmica”. Según se explica, a medida que se incorporan a la red eléctrica cantidades cada vez mayores de fuentes de energía renovables, como la eólica y solar fotovoltaica, se requieren más fuentes de energía despachables para seguir de cerca la carga eléctrica y mantener la estabilidad de la red.

 

La energía geotérmica, que produce energía con independencia de la hora o las condiciones climáticas, podría ayudar a proporcionar esta capacidad de envío. Sin embargo, la mayoría de las plantas de energía geotérmica sólo ofrece una salida de potencia constante porque no es económicamente viable reducir la salida de potencia para seguir la carga de la red.

 

De este modo, este proyecto estudiará la posibilidad de acoplar una planta de energía geotérmica con un sistema de energía solar de concentración (CSP) para almacenar el calor adicional del sistema de CSP en el depósito geotérmico subterráneo. El calor solar aumentaría la temperatura del agua ya caliente en el depósito, mejorando el rendimiento y la eficiencia de la planta de energía. Este almacenamiento de energía y el emparejamiento de la planta de energía podrían proporcionar capacidades estacionales de seguimiento de la carga.

 

Reporte, Eseficiencia.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La tecnología geotérmica podría ofrecer nuevas opciones de almacenamiento de energía

< >
<
< >
<