EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

Con la reciente aprobación en la Cámara de Diputados de las modificaciones propuestas a la Ley 20.571 de Generación Distribuida, -solo falta su aprobación en el Senado para convertirse en Ley de la República-, nuevas posibilidades de abastecimiento eléctrico y opciones para hacer más eficientes los actuales sistemas energéticos se abrirán para los consumidores. Pero ¿quiénes pueden realmente acceder a este tipo de generación eléctrica?

 

Reporte Sostenible, 31 de agosto de 2018

 

La descripción clásica de un modelo de negocio ESCO (Energy Service Companies), señala que las Empresas de Servicios Energéticos asumen las inversiones de eficiencia energética en clientes públicos o privados, pagándose esa inversión a través de los ahorros generados por la eficiencia energética en los edificios o instalaciones intervenidos.

 

A cambio, la empresa ESCO cobra por dicha energía un precio por unidad suministrada (kWh), permitiendo, además, inyectar a la red eléctrica los excedentes de energía generados y no consumidos por el cliente.  

 

Según cifras aportadas por el Ministerio de Energía, a la fecha el modelo ESCO para generación distribuida y autoconsumo en establecimientos privados alcanza los 53 MW, equivalentes a 205 proyectos desarrollados y firmados; mientras que en las reparticiones públicas buscan concretar una meta de 100 edificios públicos atendidos bajo esta modalidad, como parte del desafío que persigue la ruta energética de dicha secretaría de Estado.

 

Al respecto, David Rau, integrante del directorio de la Asociación Chilena de Energía Solar, Acesol A.G., señala que esta cifra debería incrementarse sustancialmente en los próximos años, primero en el sector industrial público y privado, y posteriormente, en el sector residencial.

 

“Considerando las experiencias mundiales y el crecimiento exponencial de la generación distribuida en Chile en los últimos 2 años, estoy convencido que modelos como el ESCO van a seguir liderando este crecimiento y continuar generando soluciones más simples y convenientes para el cliente. Estimo que el mercado de la generación distribuida estará dominado por dichos modelos con una participación de aproximadamente el 75%”, explicó el ejecutivo.

 

- ¿Quiénes pueden acceder al modelo ESCO y qué posibilidades tendrían las comunidades?

Una de las principales ventajas de la (energía) solar como servicio, es que permite el acceso de todos a la tecnología solar. El acceso ya no está restringido a la disponibilidad de capital de inversión, sino al espacio en el techo, a la superficie libre en el terreno o al consumo mismo del cliente. De esta forma con tan solo facilitar el espacio físico, el cliente puede aprovechar de ahorros importantes y generación de energía limpia sin riesgo alguno. Hoy el mercado ya cuenta con una amplia gama de empresas que ofrecen el sistema ESCO a pequeños y grandes consumidores. El desarrollo natural indica que al inicio el foco estará en proyectos comerciales de mediana escala. Luego, se ampliará fuertemente al sector residencial, entregando dichos beneficios a cada ciudadano y hogar. Considerando la reciente aprobación de la modificación de la ley 20.571 (en la Cámara de Diputados), además del aumento de la potencia máxima de 100 a 300kWp, se identifica un nuevo apoyo al sector residencial que podría permitir una penetración acelerada de éste.

 

Por su parte, desde la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética, Anesco Chile, una de las principales impulsoras de este formato, aclaran que el modelo no es sólo para la venta de energía, sino que también, para hacer más eficiente su uso. Y agregan que “este modelo parece muy atractivo, pero no es tan fácil de implementar”.

 

“En Anesco Chile somos muy cautos al respecto. No todos los proyectos son candidatos para un modelo ESCO. Se debe entender que para que un proyecto de esta naturaleza sea exitoso no sólo se requiere de una empresa con gran capacidad técnica y financiera que lo ejecute, sino que también la empresa beneficiaria debe contar con características que también le permitan aplicar como cliente: comportamiento intachable, alto consumo y garantías reales entre otros aspectos”, explica Mónica Gazmuri, gerente general de la agrupación.

 

En relación al financiamiento de las empresas que ofrecen un modelo ESCO, la ejecutiva explicó que pueden hacerlo aquellas que cuenten con sus propios recursos: “Hoy no existe un fondo especializado en esto o un banco que apoye las necesidades especiales de las ESCO, sino más bien lo que existe son los tradicionales créditos de consumo que no se ajustan a esta naturaleza de negocio”.

 

“En general -complementa-, las empresas que pueden ser beneficiaras de la implementación de eficiencia energética bajo el modelo ESCO son aquellas que, si bien podrían financiar dicho proyecto, no corresponde a su CORE, por lo tanto, dejan que un tercero experto asuma el riesgo y dedique el tiempo necesario para llevar a cabo el proyecto con éxito”.

 

Proyecto de Bien Público Anesco Chile

Con el apoyo de la Agencia y el ministerio de Energía, a fin de crear un paso a paso de cómo se hace para lograr un contrato exitoso bajo modelo ESCO, y basado en toda la experiencia de estos años Anesco Chile dio forma a un proyecto de Bien Público. La idea es que esto les sea de información útil para la toma de decisiones y quede disponible a todo Chile. En el mismo proyecto también se contempla la realización de 6 pilotos en la Región Metropolitana: 3 en edificaciones públicas y 3 privados, a fin de implementar esta metodología 2.0 y poder llevar a cabo una licitación o concurso, según sea el caso, y las ESCOs participen en la implementación de mejoras. El ministerio ya hizo el llamado a sus servicios a inscribir los edificios y en Anesco esperan poder obtener casos interesantes del sector privado. Los interesados pueden inscribirse en el siguiente link: https://es.surveymonkey.com/r/InscripcionEE   | RS

 

Conozca más sobre las empresas que implementan esta tecnología en los minisitios de ANESCO y ACESOL, en nuestro portal de  Aliazas Sostenibles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La irrupción del modelo ESCO que busca su expansión en el mercado eléctrico chileno  

< >
<
<
< >