Nos movemos por las Energías

Sostenibles, la Eficiencia Energética, el Medioambiente

y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

Una inusitada convivencia que desde hace 5 años mantienen agricultores y mineros, ha dado paso a la cosecha de paltas, mandarinas y cátodos de cobre, todo en un mismo predio.  

 

Compañía minera y fundo agrícola se unieron para optimizar el uso del agua, y dieron vida a un vergel emplazado en el camino Samo Alto, en la Región de Coquimbo. Ambas faenas, separadas por apenas unos cuantos metros, han aprendido a optimizar sus procesos, explotar la veta sustentable e incorporar energías renovables en sus instalaciones.

 

Reporte Sostenible, 27 de diciembre, 2017

 

Encontrarse con un valle que reúna  paisajes tan disímiles en tan corta distancia es común en muchos lugares del mundo. Pero solo en Chile podía encontrarse un escenario tan inaudito, como el que se observa subiendo por el Camino Samo Alto, en la Comuna Río Hurtado, donde se van combinando paltos, mandarinos y cátodos de cobre…

 

Es la insólita coexistencia que desde el 2012 han sabido cultivar entre Planta Minera Pilar y el Fundo Hacienda Samo Alto, ambos de propiedad de la Sociedad Comercial y Minera El Reloj Ltda.  

“El campo estaba antes que la planta minera”, señala Aldo Pérez, administrador del fundo, y agrega que la instalación de dicha faena no fue un impedimento para cultivar las 40 hectáreas de paltos variedad Hass, o las 20 hectáreas para los árboles de mandarinas tipo W-Murcott, ambos con mercado de exportación en Europa, Estados Unidos y China.

 

Colindante a esta actividad agropecuaria, se encuentra la Planta de Cátodos Minera Pilar, dedicada la producción de cátodos de cobre de alta pureza, faena desarrollada a pocos metros de donde temporeros cosechan  500 mil kilos de paltas y 400 mil kilos de mandarinas.

 

“Fue un desafío estar cerca de la planta, pero hemos sabido llevar muy bien ambos negocios que son muy distintos, pero que tienen en común el preciado uso eficiente del agua y el ser lo más responsable posible en el tema ambiental, tanto así que ambas partes están certificadas para salir con sus respectivos productos a distintos mercados del mundo”, explica el administrador.

 

Innovación agro-minera y sustentable

Según cuentan al interior del fundo, fue el propio empresario Diómedes Cruz, quién siempre ha propiciado este tipo de innovaciones en sus negocios.

“La empresa siempre ha buscado demostrar que la minería y la agricultura u otras actividades productivas pueden convivir en un mismo sector. Ejemplo de esto es el fundo Samo Alto, que se encuentra colindante a la Planta Minera Pilar y en el cual la producción agrícola es comercializada internacionalmente cumpliendo con todos los estándares de calidad necesarios”, explica Marcelino Barrios, asesor de las empresas de Diomedes Cruz.

 

Para el presidente ejecutivo de Fundación Minera de Chile, Francisco Lecaros, esta innovación es un ejemplo de sustentabilidad y perfecta armonía entre el funcionamiento propio de una compañía minera y el desarrollo de la agricultura concebido en el mismo lugar, procurando  el uso adecuado de los recursos hídricos y del relacionamiento con sus comunidades.

 

“Las compañías mineras tienen bastante espacio de terreno que pueden ser utilizados para otros tipos de procesos productivos, así como también el aprovechamiento de agua, puesto que la reutilización de este recurso sirve para los procesos agrícolas. Es importante la complementación de los terrenos del norte, donde pueden convivir perfectamente con emprendimientos relacionados con la agricultura o de otro tipo, tal como lo hemos podido constatar en esta visita”, señaló el ejecutivo.

 

En el mismo sentido, el administrador del predio indicó que esta innovación agro-minera tiene un componente sustentable mayor, relacionado con la optimización del uso del agua, situación que hasta antes de esta alianza veía importantes mermas debido a obras de regadío poco adecuadas, que generaban desperdicios del vital elemento. “Nosotros teníamos agua y canales de tierra por donde se producían filtraciones y, por lo tanto, pérdidas. La planta tiene máquinas de termo fusión con las cuales revestimos todos los accesos de canales y tranques al campo. Con ello aumentamos la eficiencia en el uso del agua y además minimizamos los tiempos de conducción de dicho elemento”, puntualizó el agricultor.

 

Lo demás –agrega– es fruto del trabajo mancomunado que han realizado desde el 2012, manteniendo contacto permanente entre ambas partes, atendiendo mutuamente las necesidades e interiorizándose de los procesos que cada cual desarrolla para su faena.

 

Por su parte, el gerente de prevención de riesgos y medioambiente de Minera El Reloj, Enrique Aguirre, agrega que en la compañía han decido avanzar por el camino de las energías sostenibles y eficiencia energética aplicadas a los procesos operativos, por lo que permanentemente están evaluando opciones vinculadas a la energía solar. “Hemos implementado algunas soluciones parciales, como energía termo solar para calentar agua para las instalaciones de faena, tales como vestidores y comedores, entre otros. Además hemos instalado luminarias que funcionan con energía solar, y existe un proyecto principal en evaluación que consiste en  la instalación de un parque fotovoltaico de 1 MW”, aclaró el profesional.

 

En cuanto a los logros y satisfacciones que este proyecto les ha traído, todos coinciden en que “el resultado en sí es exitoso: por una parte, en cuanto a  las unidades económicas, la planta de beneficio de minerales produce cátodos grado A+ con calidad superior, y por otra, el fundo ha logrado cosechas de primera, logrando exportar gran parte de sus producciones”. RS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La insólita coexistencia entre cátodos de cobre, paltas y mandarinas de exportación

<
< >
< >
<