EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

Por Isaac Torregrosa, CEO de Quetzal Ingeniería. La Eficiencia Energética no es gastar menos dinero sino gastar menos energía para abastecer tus consumos, aunque hacerlo te conlleve un ahorro en tu factura.  

 

Publicado el 05 de marzo de 2018

 

Eficiencia energética, eficiencia energética. Esa palabra está rondando por tu cabeza desde hace tiempo.

 

La escuchas a menudo, en la tele, en la radio, en conversaciones con amigos. Los periódicos, tanto de papel como de Internet, te hablan de aumentar la eficiencia energética. Hay planes europeos, estatales, regionales y provinciales que tratan de fomentar que los edificios y las infraestructuras mejoren su eficiencia energética y reduzcan su consumo.

 

Energía más barata

Pero, ¿cómo te afecta a ti la eficiencia energética?

Para que te hagas una idea te voy a relatar dos situaciones. En tu casa y en el ayuntamiento de pueblo o ciudad.

 

La eficiencia energética en tu casa es lo que determina la cantidad de energía que consumes para conseguir un confort adecuado. Por ejemplo, tu casa mide 100 metros cuadrados, si necesitas gastar doscientos euros para calentarla un mes de invierno significa que es menos eficiente que si te tienes que gastar cien euros utilizando el mismo combustible.

 

Puedes tener eficiencia en climatización, calor y frío, iluminación y consumo de los diferentes equipos eléctricos que uses. Cuanto más eficiente sea tu casa, más barato te resultará su uso y más dinero tendrás para gastar, por ejemplo, para irte a comer fuera.

 

En los edificios o infraestructuras públicas de tu población lo determinan el gasto del alumbrado público, las calderas de los centros deportivos, las máquinas de aire acondicionado de los edificios, etc. Cuanto más eficientes sean las instalaciones, menor gasto energético habrá y más dinero tendrá el ayuntamiento para usar en mejorar tu localidad.

 

Eficiencia energética no es gastar menos dinero en el consumo de la energía que precises. Eficiencia energética es gastar menos energía para abastecer tus consumos, porque la energía más barata es la que no se consume.

 

Para mejorar la eficiencia energética en los edificios te voy a plantear tres más una actuaciones posibles,

 

1.Medir la energía que consumes actualmente. Sin saber lo que se está gastando difícilmente se podrá evaluar que sistemas o trabajos realizar para mejorar la eficiencia de tu edificio. Para controlar lo que se está consumiendo puedes instalar analizadores o contadores de luz o gas, y, en tu casa, puedes ver los datos de consumo desde la web de la distribuidora eléctrica de tu zona.

 

2. Mejora la envolvente de tu edificio. Seguramente, más de la mitad de la energía que consumas sea en calentar o enfriar tu edificio. Probablemente cambiando las ventanas o aislando tu fachada reduzcas tu consumo energético de climatización y calefacción en más de 30% fácilmente. La etiqueta energética de tu casa te habla, principalmente, de esto y, si se mejora, puede tener bonificaciones en el IBI.

 

 

3. Utiliza equipos eficientes. La iluminación LED puede reducir el consumo de tu alumbrado hasta un 80%. Equipos Inverter de aire acondicionado puede hacer que tu climatización consuma la mitad de energía. Si usas caldera de gasoil, piensa en instalar aerotermia y tu consumo se reducirá a una quinta parte. Es decir, con los aparatos que utilices puedes mejorar el consumo de energía final de manera considerable.

 

4. Implanta un sistema de autoconsumo con energía solar. Esta no es una medida de eficiencia energética directa, pues sigues consumiendo la misma cantidad de electricidad, pero sí que conseguirá que reduzcas el consumo eléctrico de tu edificio durante el día procedente de la red, reduciendo así tu factura energética y mejorando la calificación energética de tu vivienda. Es habitual estas instalaciones para que ahorres el 50% de la electricidad diurna que necesitas.

 

Hoy es el día de la eficiencia energética, es el momento de plantearse qué puedes hacer tú para mejorar tu bolsillo, el de tu ayuntamiento y, también, ayudar a consumir menos recursos y proteger el medio ambiente. ¿Estás dispuesto a actuar?

 

Por Isaac Torregrosa, CEO de Quetzal Ingeniería

 

 

 

 

 

 

 

Eficiencia Energética: La energía más barata es la que no se consume

< >
<
<
< >