Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Luis Crespo, presidente de la Asociación Europea de la Industria Termosolar: "Chile es visto, y ha sido reconocido por Al Gore, como el país que está avanzando más rápidamente en solarizar el país".

 

Publicado el 27/09/2017

 

Luis Crespo, presidente de la Asociación Europea de la Industria Termosolar (Estela), organización que reúne a las principales empresas que construyen plantas de este tipo en el Viejo Continente, dimensiona el potencial del desierto de Atacama en cuanto a energía solar: “Con un trocito del desierto de Atacama se puede obtener energía para todo Chile”, dice.

 

Las cifras así lo respaldan. La zona recibe la mayor radiación solar del mundo, con niveles de radiación normal directa (DNI) que llegan hasta los 3.800 kWh/m2 año, un 30% más que la de Marruecos y hasta un 50% más que España. Eso con 4.000 horas de sol promedio al año, debido a la escasez de lluvia y nubes. A ese potencial, se agrega que el norte de Chile es el mayor productor mundial de sales de nitrato y litio, que se usan en la industria energética para almacenar energía.

 

Crespo expuso este martes en la inauguración de la versión 23 de SolarPaces, de la Agencia Internacional de Energía, el encuentro más importante del mundo de investigadores y empresas de la industria termosolar, que es apoyado por Corfo.

 

A diferencia de la energía fotovoltaica, que también usa el sol como fuente, la termosolar concentra la luz del sol mediante espejos gigantes. Ese calor, luego, lo usa para calentar un fluido de sales de nitrato y potasio, que lo almacenan y generan vapor, el que pasa por una turbina y, finalmente, genera energía. En la fotoivoltaica, en cambio, el sol pega en un panel de silicio y lo transforma directamente en energía. En términos prácticos la gran diferencia es que una planta termosolar puede operar las 24 horas, mientras que una fotovoltaica solo cuando hay sol.

 

-Si se hace una analogía entre el potencial solar de Chile y los equipos de la Champion League, cuál sería?

Chile está en el número uno. El desierto de Atacama es el mejor lugar del mundo para la energía solar. En Sudáfrica, en Namibia, en Australia, en el norte de África, hay sitios muy buenos, pero Chile con el desierto de Atacama tiene el mejor sitio, medido científicamente. Tampoco es un 30% más que el Sahara, pero sí un 5% o 10%.

 

-¿Cómo es visto Chile en esta industria energética?

Está siendo visto, y ha sido reconocido por Al Gore, como el país que está avanzando más rápidamente en solarizar el país. Está bendecido por el sol, tiene muchos recursos naturales renovables. De viento, tiene agua, tiene sol, tiene geotermia por los volcanes, y todos juntos hacen que Chile pueda llegar al ciento por ciento en el suministro del país con fuentes renovables en poco tiempo.

 

-¿En ese mix, por qué optar por la solar en términos económicos, más allá de la disposición del recurso?

Cuando uno compara cuánto da un trozo de tierra en el que se aplica el recurso solar y de otras fuentes y cuánta tierra hay disponible en Chile, se da cuenta que la energía fotovoltaica y la termosolar, juntas, tienen un potencial miles de veces superior al de cualquier otra energía.

 

-¿Qué tiene que hacer Chile para concretar ese potencial?

Un tema importante es mejorar las condiciones para que se despliegue la energía termosolar. En las licitaciones, a nuestro juicio, el concepto de valor y de almacenamiento no está bien implementado, ya que en los concursos la termosolar no puede competir por precio con la fotovoltaica y eso podría anular su desarrollo.

 

-¿Y por qué apostar por la termosolar si es más cara?

Si se pide solo el precio, la fotovoltaica hoy puede ofertar a tres centavos de dólar el kWh y la termo solar a seis. Pero lo que ocurre es que la fotovoltaica no soluciona la necesidad de energía a las diez de la noche, cuando se ha puesto el sol. Para ellos es muy fácil decir: yo te oferto a tres dólares y que el resto lo paguen otros. Nosotros decimos, yo te ofrezco seis, pero resuelvo el suministro de las 24 horas, no debes pagárselo a otros . Por eso en las reglas de licitación se debieran evaluar los atributos de cada fuente.

 

Fuente: Joaquín Riveros, Las Últimas Noticias

Crack de la energía solar explica por qué el desierto de Atacama vale oro

<
< >
< >
<