Nos movemos por las Energías

Renovables No Convencionales,

la Eficiencia Energética, la Sostenibilidad Corporativa,

el Medioambiente y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

Llegar a tener el consumo más eficiente a nivel mundial y la permanente búsqueda de alternativas para reutilizar sus residuos, son algunos de los desafíos que la nueva marca pretende llevar a cabo.

 

Reporte Sostenible, 1/5/2017

 

Bo Paper Bio Bio, el reluciente nuevo nombre de la ahora ex compañía Papeles Bio Bio, inició sus 60 años reinventándose con nuevas estrategias de desarrollo, entre las cuales, con las que han venido enfrentando un mercado que, a nivel mundial, se ha vuelto cada vez más esquivo al consumo de papel periódico, principalmente por el uso de nuevas tecnologías y plataformas digitales.

 

Tales iniciativas tienen que ver con la fabricación de papel para libros, para textos escolares, papel multipropósito ecológico (para fotocopias e impresión), papel para bolsitas y también papel base para vasos.  

 

Y como parte de sus estrategias, también figura la optimización de sus procesos productivos y de eficiencia energética, considerando que el principal costo de producción es la electricidad.

En tal sentido, el gerente general de la compañía, Glen Rybertt, ha señalado recientemente al diario El Sur, que alrededor del 70% de dicho consumo es utilizado en la fabricación de pulpa mecánica (proceso mecánico que requiere mucha energía para transformar un trozo de madera en pulpa).  

 

"Es fundamental disminuir el gasto ya que la energía en Chile no es muy económica en relación a otros países. En términos relativos, consumimos poca energía en relación a otras fábricas que hacen pulpa mecánica, pero igual es sustancial en términos del costo. Pero en los últimos 5 a 6 años hemos logrado bajar en un 30% el consumo, considerando que la fábrica opera las 24 horas del día", señaló el ejecutivo.  

 

Esfuerzos en eficiencia energética

Para lograr este consumo, la compañía se ha fijado un ambicioso plan de optimización de consumo de electricidad, tal como lo describe Ricardo Domke, gerente de operaciones de la compañía: "Tenemos como meta llegar a consumir 2 MWh/tonelada de papel, lo que se considera dentro de las más eficientes del mundo en este aspecto".  

 

Este desafío no es un hecho aislado, sino que es parte de su Sistema de Gestión Integrado, que incorpora calidad, medioambiente y salud y seguridad ocupacional; y cuenta con las certificaciones ISO 9001, ISO 14.000, OHSAS 18.001 y la norma ISO 50.001 (gestión de energía), obtenida en el 2012, con la que se convirtieron en la primera empresa en el rubro industria y minería de Chile en lograrlo.  

 

En concordancia con estas acreditaciones, la empresa reutiliza los subproductos que va dejando su proceso, más un porcentaje de biomasa forestal comprada a terceros con lo que contribuye a la generación de energía térmica y eléctrica, lo que ya se ha constituido en una práctica habitual implementada exitosamente: "Nuestra empresa siempre está buscando oportunidades de reutilizar sus residuos -argumenta Domke-. En el proceso de obtención de pulpa mecánica se aprovecha el 98% de la madera, y el 2% restante (corteza), se quema en nuestra caldera de biomasa. Los lodos provenientes de  la planta de tratamiento de efluentes (tratamiento primario y secundario de efluentes) se mezclan con la biomasa que se quema en la caldera.     Ésta, al estar conectada a un precipitador electrostático, retiene prácticamente el 100% del material particulado en forma de ceniza".  

 

Esta última parte del proceso, las cenizas y qué hacer con su volumen y acopio, es un tema en la agenda de la compañía, por lo que han adelantado que se encuentran desarrollando un programa de trabajo en conjunto con una empresa cementera, para que ésta utilice los desechos como insumo para reutilizarlos en sus propios procesos productivos, proyecto con el que podrían cerrar todas las aristas tácitas circunscritas al desarrollo de la papelera. RS

 

 

 

 

 

 

 

 

Con nuevo nombre y la mirada puesta en eficiencia energética, Papeles Bio Bio celebró su aniversario 60

Papeles históricos

La empresa comenzó en el año 1957 con la Máquina Papelera 1 produciendo a 350 mpm (metros por minuto). Hoy lo hace a 1200 mpm, lo que resulta en una producción de 120.000 toneladas de papel periódico y periódico mejorado por año, con lo que compite en velocidad, eficiencia y costos con máquinas más nuevas, producto de permanentes reformas y actualizaciones tecnológicas.  

 

CMPC fue el dueño desde el año 1957 hasta el año 1986. Con la construcción de Inforsa, CMPC debió vender en 1986 nuestra fábrica para cumplir con la ley antimonopolios, la que finalmente fue comprada por  la neozelandesa Fletcher Challenge. Durante este período (1987-2000) se hicieron muchas inversiones y mejoras que permitieron que nuestra empresa pueda competir hoy en productividad, costos y eficiencia.    

En el año 2000, la empresa noruega Norske Skog compró las fábricas que pertenecían al grupo Fletcher Challenge, y en el año 2005 Norske Skog se convirtió en el principal productor de papel periódico del

mundo. Durante los años 2004 al 2009 se hicieron inversiones muy importantes (principalmente en temas medioambientales), tales como el precipitador electrostático de la caldera y la planta secundaria de tratamiento de efluentes, entre otros.

 

En el año 2012 Norske Skog decide vender nuestra fábrica a un grupo

de inversionistas chilenos (grupo BO), con el que estamos hasta el día de hoy.