Nos movemos por las Energías

Sostenibles, la Eficiencia Energética, el Medioambiente

y las Comunidades

Reporte Sostenible: ERNC, Noticias Eficiencia Energética

EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

El presidente ejecutivo de Alianza Valor Minero, Álvaro García,  se refirió a la necesidad de impulsar una minería colaborativa, capaz de contribuir con soluciones acordes al nuevo escenario medioambiental. Infraestructura compartida, minería verde, utilización de recursos energéticos limpios y su uso eficiente son parte de sus propuestas.

 

Reporte Sostenible, 22 de noviembre, 2017

 

“Nuestro principal desafío es la institucionalidad ambiental. Creemos que ésta tiene que ser fortalecida, tiene que poner mayor atención en la minería e implementar  normas específicas. El desafío está en utilizar de mejor manera la infraestructura que genera el sector, para el propio sector y para el resto”.

 

Es el pensamiento que de entrada marca las propuestas que impulsa  Álvaro García, presidente ejecutivo de Alianza Valor Minero, entidad que busca articular la Agenda Estratégica de Minería  2035, y de generar acuerdos entre los diversos intereses que conviven en esa industria.

 

Al respecto, señala que hay sectores en que se requieren mayores esfuerzos de colaboración para encontrar esos acuerdos, como por ejemplo, en la construcción de desaladoras. “En todo el norte de Chile hace muchísima falta el agua, y la desalación es una solución eficiente. Pero desafortunadamente estamos viendo que cada una de las empresas está buscando resolver su problema sin tomar en cuenta que la empresa del lado está buscando hacer lo mismo, y que sería mucho más eficiente hacerlo juntos, lo que además podría ser un enorme aporte a la seguridad hídrica del territorio”.

 

La idea propuesta por el ejecutivo en este sentido, es impulsar el acercamiento entre las diferentes compañías mineras de una determinada zona, para que en conjunto ejecuten la construcción de una gran planta desaladora que suministre el elemento a las diversas compañías participantes y, de paso, contribuya a las necesidades de la comunidad en lugares donde dicho recurso es escaso.  Con ello, asegura, se minimiza el impacto en el borde costero por los retornos salinos que cada planta haría por separado, se respeta el entorno medioambiental y se aseguraría el recurso hídrico para la comunidad.

 

“En Valor Minero ponemos énfasis en lo que llamamos ‘infraestructura compartida’, que no es una tradición en la minería chilena. Por lo tanto, ese es el tipo de actividad que nosotros estamos impulsando, inducir la colaboración entre proyectos mineros para que ahorren recursos por una parte, pero también para que se integren en el territorio de una manera más sustentable. Hemos visto que a lo largo del tiempo se han instalado puertos uno al lado del otro para hacer básicamente  lo mismo, y nuestro pensamiento apunta justamente en el otro sentido”, explica el líder de la organización.

 

Según una encuesta reciente, realizada a nivel mundial y analizada por Valor Minero, se concluye que el agua es una importante preocupación respecto de la minería en todo el mundo pero muy fuerte en América Latina y muy particularmente en Chile. “Si queremos fortalecer la licencia social de la minería –recalca García–, ésta tiene que hacer una contribución a resolver los temas de agua. La minería no es un importante consumidor de agua, aunque en el norte lo es más, en general otras actividades productivas como la agricultura son los fuertes demandantes de agua, pero puede colaborar (la minería) a resolver los problemas de este recurso”.

 

Minería verde y energías sostenibles

A principios de este año, el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, señaló a varios medios su apuesta por el “cobre verde” y que la minería será un buen negocio para las empresas que sepan transformarse y adaptarse a los estándares del siglo XXI. “El cobre verde –señaló–,  es el camino de Codelco para convertirnos en una empresa más competitiva y sustentable”.

 

En tal sentido, García expresó su convencimiento en que éste es el camino que debe seguir la industria, tanto por el interés que manifiestan los compradores mundiales sobre cómo se  están produciendo las materias primas para sus procesos, como por la visión e impacto que tienen las comunidades sobre cómo operan las grandes compañías que se instalan en sus territorios.

 

“A mí no me cabe duda que esa es la tendencia mundial, por lo tanto, hacer minería verde, minería que tiene en consideración el cambio climático y busca revertirlo, va a ser una ventaja competitiva de quien lo haga, no es solo una manera de contribuir a resolver un problema que es grave y que existe, sino también es una estrategia de negocio, por lo tanto no me cabe duda que el concepto llegó para quedarse”, explica.

 

Debido a lo anterior, las compañías mineras han buscado complementar su consumo energético proveniente de recursos renovables, e incluso, por sobre lo que les exige la ley. “Creo que en el sector eléctrico ha ocurrido algo muy positivo para Chile, donde la minería ha sido más bien un usuario, pero ha permitido que ésta se desarrolle. Más de la mitad de la nueva energía que produce Chile la consume el sector minero, de modo que, si no hubiera ese consumo no se habría desarrollado el sector de renovables no convencionales, y por cierto, el que se desarrolle  contribuye gigantéscamente a reducir la huella de carbono de la minería”. RS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Álvaro García: “Crear infraestructura compartida para la minería es una solución sustentable y eficiente"

<
< >
< >
<