EL MEDIO DIGITAL DE LAS ENERGÍAS SOSTENIBLES

La Asociación de Movilidad Eléctrica de Chile, AMECH A.G., liderada por su secretario general, Alberto Escobar, considera entre sus metas para este año insistir en subsidios y beneficios tributarios que contribuyan a la masificación de vehículos eléctricos. Además, plantea la necesidad de implementar un sistema de transporte público 100% eléctrico.

 

Reporte Sostenible, 26 de marzo, 2018

 

A casi 5 meses de su lanzamiento, la Asociación de Movilidad Eléctrica de Chile, AMECH A.G., ha definido lo que será su carta de navegación para el 2018, y la agenda que buscarán instalar con el recién asumido gobierno.

 

Según precisó Alberto Escobar, secretario general de la entidad, entre las principales directrices que el gremio se ha propuesto desarrollar para este año, destacan las iniciativas orientadas a impulsar una disminución en los impuestos aplicados a los vehículos que incorporan movilidad eléctrica. “Nosotros no vamos a dejar de insistir, no solamente en que nos den un subsidio, sino que también algunas correcciones de orden impositivo, por ejemplo, el auto empresa eléctrico hoy en día es un gasto rechazado y queremos trabajar sobre eso, conversar, sensibilizar, explicarle a Impuestos Internos (Servicio de) o a las autoridades en general, la importancia de hacer ese pequeño cambio sin tener que sacrificar mayores temas de carácter impositivo, porque recordemos que el diésel, que es más contaminante, tiene menos impuesto que la gasolina”.

 

Al respecto, Escobar argumenta que, en países como Noruega, se ha incrementado enormemente el parque automotriz eléctrico, lo que se explica porque dichos automóviles están exentos de impuestos, versus los vehículos a combustible fósil que tributan mucho más. Por lo tanto, comprar un automóvil eléctrico, aunque sea más caro que uno convencional, terminará siendo más económico por la carga impositiva que éstos últimos deben pagar.

 

Por otra parte, complementa, los usuarios de autos eléctricos obtienen diferentes beneficios, como estar liberados del pago de peajes y gratuidad en estacionamientos públicos por 1 o 2 horas.

 

En tal sentido, el secretario gremialista espera que el sector privado se sensibilice con esta industria, privilegiando a los conductores con iniciativas similares a las implementadas en Noruega, e incluso instalando cargadores públicos, pero no solo en aquellas comunas con mayores recursos, sino que aspiran a la transversalidad de los recursos incluyendo un Transantiago alimentado a cabalidad con energía eléctrica.

 

“Creemos que la electromivilidad es para todo el mundo, y en este sentido la gran punta de lanza es el transporte público eléctrico. Y de hecho todas las proyecciones y las investigaciones mundiales hablan de que el camino va a ser 100% autónomo, eléctrico y conectado. Así va a ser la movilidad a nivel global y se va a ir internalizando con transporte público y transporte de carga eléctrico y autónomo. Esto ya se está masificando, entonces nosotros esperábamos que esta señal de tener al menos 90 buses en la licitación del Transantiago, por lo menos en Santiago que es una ciudad extremadamente contaminada, requeriría naturalmente transporte público eléctrico, y sería deseable que fuera al 100%”.

 

Al respecto, el líder del gremio señala que nuestro país es un gran usuario de buses, por lo que podría hacer una orden de compra con especificaciones acordes a las necesidades de la ciudad. “Transantiago utiliza aproximadamente 6.500 de estos vehículos, lo que posiciona a Chile como un comprador importante y de nivel mundial de buses, y podría exigir su diseño a la medida de Santiago. Es decir, como cliente puede ir a cualquiera de las fábricas de buses y decir, ‘mira yo quiero un bus de tales y cuales características’, para que no tengamos los alegatos que tenemos hoy en día, que los buses oruga son muy largos, que no alcanzan a doblar, que están mal pensados, que están llegando a su vida útil, sino que hicieran un bus a la medida de Santiago”, manifestó.

 

Finalmente, el dirigente fue enfático en plantear que, “aunque haya alguien que no le convenga la electromovilidad”, la Asociación avanzará en estos temas realizando diferentes campañas informativas y de difusión en la comunidad, y acompañarán a la autoridad en todo lo relacionado con la proyección de la movilidad eléctrica propiciando un cambio paradigmático sobre los requerimientos del futuro, tal como formación técnica, capacitación de personal y orientación de la opinión pública. RS

 

AMECH cree necesario instaurar un Transantiago 100% eléctrico y aumentar beneficios a la electromovilidad  

<
< >
< >
<